TEOLOGIA DE LA LIBERACIÓN: POR MONSEÑOR LEONIDAS PROAÑO.

comentarios y transcripción: Carlos Lasso Cueva.

Conocí y traté algunas veces a Monseñor Proaño, en el viejo departamento de Pepe Gómez Izquierdo en la Ferroviaria –casita esquinera, piso alto-. Le escuché dictar conferencias en el paraninfo de la F. de arquitectura y en el auditorio de la Corte de Justicia en Gye. Monseñor era un ser increíblemente tranquilo y pacífico, que jamás se alteraba. Vivía predicando la buena nueva de un evangelio no asimilado a los intereses de la clase dominante. Recuerdo que el “Hogar de Santa Cruz”, en su amada Riobamba, se convirtió en un punto de encuentro, de reflexión serena de las causas de la crisis nacional que es social, cultural , estructural. Fue un escándalo mundial cuando la dictadura militar que reemplazó al general Guillermo Rodríguez Lara mandó a tropas armadas, respaldadas por tanques, a invadir, allanar y desalojar una reunión internacional que ahí se celebraba, de obispos y sacerdotes latinoamericanos que analizaban sus pastorales en contacto con la realidad de la gente humilde. Encontraron ponencias religiosas, a gente desarmada a la que encarcelaron y deportaron brutalmente. Ninguna prédica a favor de la violencia. Simples llamados a la conciencia y al corazón, a la solidaridad humana encausada en pos de la justicia social. Pero esa dictadura representaba los intereses políticos retardatarios y acomodaticios de nuestra oligarquía, con la que estaba coludida. Con ella se inició la entrada en el país del neoliberalismo y el endeudamiento “agresivo”. Según VISTAZO de Septiembre 16 de 1999, Rodríguez Lara dejó la deuda en 323 millones. Con esa dictadura subió a 693 millones. Jaime Roldós la elevó a 3.554 millones. Con Hurtado llegó a 5.868 millones. Con Febres Cordero subió a 7.596 millones. Con Borja arribó a los 10.668 millones. Sixto la hizo subir a 12.795 millones. En los seis meses de Abdalá trepó a los 14.586 millones. Alarcón la dejó en 15.092 millones. Y Mahuad llegó a la cifra récord de 16.399 millones.

Asistí a las convivencias que organizaba los fines de semana la Izquierda Cristiana en el colegio La Asunción, hacia 1976. Las monjas nos servían un delicioso almuerzo mientras Gerardo Venegas pontificaba con sus análisis sobre la realidad nacional. Ahí nos entregaron un texto monografiado de Monseñor, que he revisado nuevamente, redescubriendo su pensamiento, avanzado aún para este siglo XXI. Transcribo unos párrafos para que conozcan como pensaba y qué mensaje transmitía este hombre admirable, y para que se percaten de su profundidad crítica, de su oposición tan lúcida y razonada al presente orden de cosas. Sin duda fue un profeta para poder hablar de este modo. Sus tesis lo ponen a la altura de los grandes conductores y orientadores sociopolíticos que han existido en nuestro país. Sea esta breve transcripción mi homenaje personal a este hombre sano, afable, afectuoso, noble y veraz, sereno, impasible, comprometido y lúcido, a este maestro y pastor de almas y conciencias al que la vida me deparó la oportunidad de conocer hace ya mucho tiempo. Encontrarán inspirador y liberador su pensamiento. Luego vino el nuevo Papa que puso al actual a reprimir y a exterminar este tipo de concepciones dentro de la iglesia católica latinoamericana. En ese lapso creció y se fortaleció, en su reemplazo, el Opus Dei nacido en la España franquista por la que fue apoyado y a la que fielmente sirvió, que ahora pretende llegar a la presidencia por medio de un banquero (que lamentablemente tiene mi apellido) representante de la gran y pura plutocracia expoliadora:

ESTE ES EL PENSAMIENTO DE MONSEÑOR PROAÑO: Párrafos tomados de su estudio “Problemática de la realidad nacional“. Es un documento humildemente mimeografiado en papel periódico, tiene una extensión de ocho páginas.

“Nunca se ha buscado la originalidad de nuestro pueblo ni se han descubierto sus valores para cultivarlos. Siempre se han importado métodos y programas del extranjero. Domesticando se preparan a las nuevas generaciones a continuar al servicio del sistema de explotación y opresión que está en vigencia. No aparece por esto una verdadera conciencia crítica. La educación que se da es para multiplicar nuevos explotadores y nuevos opresores. De aquí nacen dos características: educación clasista y arribista. Estas características traen como consecuencia que elementos humanos extraídos del pueblo se convierten en clase aparte de ese mismo pueblo y en profesionales del arribismo. Lo que interesa es subir más para ganar más dinero y para colocarnos encima de otros..instrumentalizando al hombre como una pieza más de la sociedad de producción, de lucro y de consumo…

Del libro “Introducción a la sociología en el Ecuador”, de Javier Espinosa, extraigo los siguientes datos: el 4% de la población, la clase alta, recibe el 51% del ingreso total: cerca del 20% de la población estaría en la clase media, recibiendo cerca del 32% del ingreso total per cápita; y el restante 76% , la clase baja, recibe el 17% del ingreso total del país.

La politiquería no tiene una ideología, utiliza los medios más viles y acanalla al pueblo. Lo único que le interesa es la conquista de votos y a falta de una ideología y de un plan, ofrecerá aguardiante, organizará fiestas, comprará votos. No es de admirar que el pueblo vaya desilusionándose de tanta charlatanería engañosa.

La realidad descrita nos muestra que el pueblo aquí no ha adquirido una conciencia crítica. Vive más bien de una conciencia mágica. El pueblo busca en sus devociones más un tranquilizante que una fuerza para la lucha, más un olvido momentáneo de sus sufrimientos que un valiente enfrentamiento con las causas de esos sufrimientos, más un sumergirse en el dolor que una actuación en busca de resurrección. Se comete la injusticia de atribuir a Dios todo lo que nos aflije. Es la voluntad de Dios que existan ricos y pobres. Es la voluntad de Dios que sobrevengan castigos contra los hombres. De esta situación no es posible salir. Le fe cristiana en cambio muestra al hombre como un colaborador de Dios, como un co-creador del mundo, como un ser capacitado que va en busca de su propio perfeccionamiento.

Hombre disminuido es aquel que ha sido incapacitado para pensar por si mismo, para crear por si mismo, para elegir por si mismo, para responsabilizarse de sus propias opciones. Hombre disminuido es aquel que ha sido incapacitado para amar a los demás, para realizar permanentemente la entrega de si al servicio del bien común. Hombre disminuido es aquel que ha sido incapacitado para entregar su existencia al servicio de las grandes causas.

El hombre disminuido viene a ser un acomplejado, un hombre que ha perdido la seguridad en si mismo, que tiene necesidad de que otros piensen por él, que otros decidan por él, un hombre que tiene necesidad de recibir órdenes para realizar las acciones más insignificantes. Aquí se explican tantos complejos del hombre ecuatoriano, complejos de inferioridad, de timidez, desconfianza, de resignación y pasivismo, de mentira y engaño, complejos de incapacidad y cobardía. Es triste y casi desalentador encontrarse con grupos humanos víctimas de toda esta serie de complejos. Cómo despertar en ellos un poco de confianza en si mismos y un poco de confianza en los demás? Cómo despertar en ellos un poco de iniciativa y de creatividad? Cómo despertar en ellos una conciencia de su propia situación y de sus propias posibilidades. Esta realidad psicológica explica una serie de evasiones que practica el hombre del pueblo ecuatoriano: la borrachera para olvidar momentáneamente sus sufrimientos. El desenfreno en las relaciones sexuales constituye otra evasión, fruto de esta postración psicológica a que ha reducido la situación de dependencia al hombre ecuatoriano.

La situación de dependencia ha reducido al hombre ecuatoriano a ser un paralítico y un sedentario, un ciego y un mendigo, un marginado de la historia.

Un pueblo en marcha no significa que nosotros le llevemos soluciones hechas, programas prefabricados. Significa que todos juntos iniciemos la tarea de descubrir juntos los caminos de la liberación y del crecimiento”. LEONIDAS PROAÑO. OBISPO DE LOS POBRES.

anexo: 21 XII 2012

Me acuerdo cuando en la época del triunvirato militar, rodearon con tanques el “hogar de Santa Cruz”, donde se realizaba una convivencia entre laicos (de alta categoría socioeconómica como la familia de Luis Gómez Izquierdo), monseñor Leonidas Proaño, y varios obispos del continente. La acusación era ridícula: “era una reunión subversiva”. Encontraron, en la requisa, pastorales, documentos sobre la realidad nacional (“subversivos”). Todos fueron encarcelados. Los obispos extranjeros fueron deportados a los pocos días. Liberados monseñor y Pepe Gómez Izquierdo, participaron en debates en TV explicando el asunto. Fue algo ridículo. Pero entonces regía la “ley de seguridad nacional” (made in USA) y según ella andar con un libro de Agustín Cueva era “atentar contra la civilización occidental y cristiana”. Lo raro es que suceda este de la detención por nueve meses de los 10 de Lununcoto, cuando se supone que la constitución que nos rige “es super garantista de los derechos ciudadanos”!…de la teoría al hecho parece que sigue habiendo mucho trecho.

LIBROS DE MONSEÑOR PROAÑO:

Hay un libro de poemas, escritos por Monseñor Proaño. Se titula “Quedan los árboles que sembraste” y fue publicado por Libresa en 1998.

Hay un tomo con la AUTOBIOGRAFIA de Monseñor, con el título “Creo en el hombre y en la comunidad“, editado por la Corporación Editora Nacional: la cuarta edición es del 2001.

La Fundación Pueblo Indio del Ecuador publicó un tomo titulado “Testimonios sobre Monseñor Leonidas Proaño“, en la editorial La Tierra, del Partido Socialista. La primera edición es del 2008, un tomo de más de 400 pgs compilado por Nelly y Nidia Arrobo Rodas.

Y la Campaña de Lectura “Eugenio Espejo” publicó la novela RUPITO, de monseñor Proaño, escrita en 1950 y que en ese entonces había aparecido por entregas en el periódico La Verdad. El Periódico OPCION S en su N° 42 le hizo un homenaje a página entera a Monseñor. Y tengo entendido que mimeografiados circularon varios ensayos y estudios de Monseñor, que no han sido compilados hasta ahora. Creo que alguien debería crear un blog dedicado a rescatar la obra intelectual y el pensamiento de Monseñor. Al paso que vamos su mensaje se va diluyendo y la nueva generación de él no conoce nada. Se deberían hacer contactos y esfuerzos para que se edite su obra completa. La nueva generación ya no conoce nada sobre el apostolado social de este verdadero maestro.

En la Isla Trinitaria de Guayaquil hay un colegio fiscal que lleva su nombre.

Anuncios

Un comentario en “TEOLOGIA DE LA LIBERACIÓN: POR MONSEÑOR LEONIDAS PROAÑO.

  1. El sacrosanto alfonso espinoza de los monteros deb e leer este articulo para frenar esa avalancha de loas y reportajes que permanentemente hace a la iglesia hoy que bergoglio el cardenal servil de las dictaduras argentinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s