Poesía

EL RENACIMIENTO.

y ahi estaba la soledad, espantándote,

esperándo tu nombre en una noche perversa

como el signo del infierno

siniestra agonía en el éxtasis

minutos acumulados en el espanto

esta es la querella de la vida

en el unánime sueño

unánime ambición de la dicha

que se cruza por la tarde

y detiene tu orgullo

viene la luz a recibirte

y cantas una bella canción inolvidable

estás despierto y gritas

derrotando el dolor de los volcanes

caminas al filo de la herida

y estalla una revuelta sentimental

que te marca los ojos

es la vida te acostumbró al amor

al íntimo sonido del sueño

en el mediocre camino lleno de derrotas

victorias de la sensualidad tras la ventana abierta

quebranto del agua

risa del sol en la agonía del hombre

dolor a secas

cabalgata de pánico tras la batalla perdida

a quien volver los ojos en el cruce?

quién podrá musitar

la verdadera palabra necesaria?

enigma del hombre en la trampa frenética

hay una luz que rehabilite lo oscuro inolvidable?

y ahí está la promesa

que te ofreció el verano

nada podría redimirte sino el beso

inmaculada fragancia del premio

secretos, distancias,

cautivo del viento amaneciste de pronto

abierto al mensaje del mar

y en lontananza

la vida

permanecía impasible

ante los asombrados ojos

del descubrimiento

Asi es la trampa, el vértigo de la memoria,

el renacimiento.

 

 

OTTO RENÉ CASTILLO

Triste galope

En la furia y el fuego

Exterminio de manos y pupilas

En el ronco silencio

Lenta oscuridad en cada mano

Y el viento que huye prevenido de la muerte.

Voces codificadas en la vesanía

En el pacto siniestro

En la sangre

que se quedó murmurando en el dolor y el asombro

mudos talismanes colgados

en la piel herida

cataclismo de huellas

que se perdieron humilladas

en la derrota

y queda solo una pregunta

palpitando en la nube…

misterio atroz cada palabra escrita

herencia de nostalgia por el futuro

en el holocausto que mutiló canciones y esperanzas

raíces del desprecio salpicado en la ofrenda

esta es la copa

guardada en secreto por el aire

rostro antiguo de la guerra

que nadie reconoce

porque el tiempo fue vil

mató el mensaje

y ahora es un secreto la memoria

ocultas voces

reclamando al destino

el necesario canto

la bandera

el idioma para sentir el agua

y entender las respuestas

habilidad de los ojos atravesando la duda

resolviendo el enigma

porque el tiempo pasará sobre todos los rostros

y llegará la sed y la justicia

el estremecimiento saldrá volando de las rocas

las llamas iniciarán el castigo

la frenética fiesta

ahí estarás con tu furiosa ternura

esperándonos

te veremos arder en la dulce fogata de la vida

cuando el pánico cese

y la luna aterrice entre los árboles

en un eterno día de luz en el principio

de la maravilla

cuando el coro reviente en su odisea terrible

y se termine de podrir el odio

estarás esperándonos como sentencia y profecía

lleno de certidumbres

curtido por el tiempo

intacto en la ceniza

invicto y memorable como la música y el sueño

solo esperándonos ahí… sencillo y diáfano

parado en la esquina de tu ejemplo.

5 comentarios en “Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s