ALBERTO ACOSTA Y SU LLAMADO A LA AUTOCRITICA.

https://larepublica.pe/politica/1300356-izquierda-debe-profunda-autocritica

por CARLOS LASSO CUEVA.
de mi Facebook.

Aqui Alberto Acosta pide a los demás que se hagan una autocrítica
habla de la necesidad e importancia de que todos se hagan una autocritica, menos él.
Él no esboza la mínima autocrítica respecto del papelón que hizo presentando en sociedad al líder mundial, apoyándolo esmeradamente y recomendándolo ante la gente de todo el paisito.

Fue ministro en el gabinete del lider mundial. Encabezó su lista para la asamblea de Montecristi. El con su prestigio de hombre honorable levantó esa figura que vino con agenda propia y luego se hizo enemigo de todos los que le sacaron del anonimato para postularlo a la presidencia. Y no dice nada de que él metió las patas, de que cometió un brutal y garrafal, un descomunal error político histórico.

Parece cosa de Ripley. “autocritíquense porque yo no me autocritico”.
Algunas de las cosas que expone son indudablemente ciertas. Pero me llama la atención que ubica a la constitución de Montecristi al margen de la realidad concreta. dice algo asi como que esa constitución iba a hacer milagros. Una constitución taumaturgica.

Raro, porque una constitución no es más que un pedazo de papel que expone la correlación de fuerzas sociopolíticas en un momento dado. No es más que el resultado de una coyuntura política determinada (una coyuntura que aqui se creyó propicia e inmejorable, siendo el resultado que el disparo salió por la culata: ¿alguien puede negar que todo no fue más que una ilusión óptica?

Nada depende de la belleza de ninguna constitución sino de la realidad sociopolítica, de la fuerza o debilidad de tal o cual sector que aplica o no, o que aplica la letra de tal constitución como le da la gana, de acuerdo a sus conveniencias tácticas y coyunturales.

Los movimientos sociales fueron criminalizados, perseguidos, divididos utilizando leyes salidas de ese marco político en que se incubó la bendita constitución.

Es un criterio idealista el de este distinguido y respetable caballero.
La constitución es una cosa de la superestructura del sistema. De ahi no puede venir ninguna transformación concreta. De la base material, económica y social es que proviene todo en un momento dado. Y de la realidad histórica del paisito en ese momento lo que salió fue, por un lado, una constitución incoherente llena de altisonante demagogia y repleta de mala poesía, y, por otro lado, un gobierno fascista, demagogo, abusivo y despilfarrador y con un nivel de corrupción infernal, que dejó al paisito en pésima situación.

En esa Constitución vino EL HUEVO DE LA SERPIENTE, el quinto poder, que fascistizó al paisito. Pero este honorable hombre en vez de referirse a la realidad concreta, sigue hablando de esa nebulosa vacua, de esa mala canción llamada constitución de Montecristi.

Sostiene que la realidad debió guiarse por esa Constitución.
según él de una constitución tal depende la solución de los problemas sociales. Separa la Constitución de la realidad política concreta, de la correlación de fuerzas objetiva de la que depende todo.

Aqui lo que había es una izquierda electorera, socialdemócrata, oportunista, llena de hambres atrasadas, ilusa, incapaz de promover en la realidad ninguna transformación social mínima. Una izquierda inconsistente, medrosa y débil, con la que el líder mundial hizo lo que le dió la regalada gana. Una izquierda que en el aquelarre quedó descoyuntada, destruida, despedazada y que por sus deficiencias nunca fue capaz de abrir una opción diferente:

De todo esto se aprovechó el líder mundial para imponer brutalmente su concepción política atarantada, derechosa, democristiana y fascista, aderezada con las canciones de Pueblo Nuevo y consignas del Che, montando su grotesco gobierno en una aplastadora y alienante propaganda sostenida con fondos públicos.

Y Acosta sale diciendo que el problema es que no se aplicó esa constitución. Imaginémonos que hubiera sido una constitución diseñada por Karl Marx (que es una ofensa para Marx poner este ejemplo, él jamás haría una constitución, que no es otra cosa que el sustento jurídico de un Estado capitalista ), es decir, “un portento constitucional”. ¿cómo podría aplicarse una cosa asi en la pueril y destartalada realidad sociopolítica del paisito? ¿quienes iban a ser capaces de aplcarla y sostenerla en una realidad tan de a perro como la que aqui impera social, política, culturalmente?

En un país de bajo desarrollo ciudadano, sin identidad cultural, en el que se lee medio libro al año, en el que el segmento poblacional más grande es el subproletariado INORGÁNICO, ¿quienes iban o van a aplicar correctamente y con decencia una constitución bella, sublime y hermosa?

Esa constitución mal hecha, contradictoria e incoherente (ver en ella sus contradicciones sobre los transgénicos, por ejemplo), que trajo cositas ocultas metidas en su enorme articulado leguleyo, fue obra de la confundidera de esos segmentos que se involucraron en esa especie de ODISEA DEL ESPACIO que terminó siendo un grosero thriller en blanco y negro.

Pero esta clase de factores de la vida real de la sociedad civil se le escapan, como siempre, a Alberto Acosta en su sin fin de “análisis”. Porque vive produciendo “análisis” este prestigioso señor. “análisis” de él (cada semana escribe uno nuevo), de su orquesta y coros socialdemócratas, que cada tres años publican enormes libracos “académicos”, con “análisis” políticos escritos para ser leidos por ellos mismos dentro del combo socialdemócrata que conforman. Esfuerzos que hacen para ser considerados los grandes ideólogos y estrategas del paisito.

Yo leí EL CORREISMO AL DESNUDO y en su mayor parte me pareció un disparate, aderezado en algunos párrafitos por ahi (muy pocos) con criterios interesantes. Mala poesía en todo caso.

Algunos, en ese perímetro,resentidos a muerte en secreto con el líder mundial, porque nunca les tomó en cuenta para una embajada, una subsecretaría…porque ya sabemos que el tipo era bien malo.

Aclaro una vez más lo que siempre digo: jamás creí en el lider mundial y nunca voté por él. Siempre anulé mi voto. Desde la primera vez que le vi hablando en la TV en algún día del 2006 sentí que no era fiable (además, pertenezco a una minoritaria corriente ideológica que no cree que existan soluciones nacionales deltro del capitalismo). Me quedé solo porque se levantó un tsunami de optimismo que, quizás con la mejor -y más ingenua- intención, le abrió de par en par las puertas a Satanás. El resultado de esa descomunal equivocación está a la vista. Me acuerdo, para mis adentros, de esa frase que le dijo su madre al último califa de Granada. Por respeto y delicadeza no la incluyo en estas lineas.

———————————————————–
ANEXO: Un querido amigo me escribe una nota respecto de este escrito: aclaro, esta respuesta no es del distinguido Alberto Acosta, como parece haber creido algún camarada equivocadamente.

El sáb., 6 oct. 2018

Carlos, con tus andanadas de siempre.
Comunista purista, enclaustrado, tratando de tocar nada lo que es burgués. La lectura de un periódico y mirada de una programa de televisión, por ser todos burgueses, ha der ser archiprohibido para ti.
Pero no lo logras porque todo lo que te llega, con excepción de unos cuántos camaradas y ciertos documentos puros, es burgués y apesta como tal. Ni te puedes retirar, ya que por todos lados apesta a burgués. Los gases de la mayoría de vehículos son burgueses y del gran capital burgués.
No creo que singularizarse es la manera de ver el mundo, ni Marx, ni Mahatma Gandhi lo hicieron. Más bien, ellos participaron activamente en la política para poder criticar su carácter burgués y explotador, pues capitalista.
En lo que tu escribes no importa el nombre ni del uno ni del otro, sino su actuación. Hasta donde tengo conocimiento, N. nunca ha sido militante de la partidocracia; tal vez con excepción pasajera de sus postulaciones. Siempre ha sido académico y de una u otra manera, con tantos escritos, ha intentado – desde la academia buirguesa – plantear alternativas al capitalismo. Creo que sabe distinguir muy bien entre una constitución y una bandera política, sabe que la constitución es la de un estado burgués. No ha usado ni intentado usar a la constitución como bandera de movimiento político, ni como dogma, sino como un referente que tiene cierta relevancia en este estado burgués.
La cuestión es, ó uno trabaja fuera y dentro del estado para influirlo y destruirlo, ó uno trabaja solo fuera del estado para ese propósito. O uno va construyendo democracia popular, que debe ser el propósito para superar el estado burgués, en todos frentes, o sea, fuera y dentro del estado, o uno lo hace como foquista solo fuera del estado. O uno aprovecha las contradicciones internas del capitalismo o uno no lo hace. O uno dialoga con variadas personas que pueden contribuir a la destrucción del capitalismo o uno lo hace solo con los puritos. F
——————————————————
MI RESPUESTA:

que misiva más desarticulada, carente de conceptos
toda una descarga personal
con una total incapacidad de debatir, rebatir, refutar
cero análisis de los planteamientos en tu nota
en vez de concentrarte en el texto de manera objetiva
huyes de la realidad ahi planteada
y te dedicas a lo personal
incapaz de ir a los argumentos te quedas en una pobre recusatoria personal que da pena
debe ser que envejeces y el mate se te va empequeñeciendo
y que no has aprendido nada
y dime una cosa__ tú que no has estado enclaustrado
que has gastado zapatos yendo a todas las reuniones de aqui y de allá y más allá
que te has metido en todos los movimientos
que has asistido a todas las reuniones
no recuerdo si estas reuniones incluyen la “militancia” esforzada para convertir a Correa en presidente
no se si ahi está incluida la campaña para hacerlo a Lucio presidente, pprque por ahi han ido esos esfuerzos
tu que has sido tan sociable y que no te has perdido ni una fiesta electorera,
que has estado apoyando el empuje de las alianzas policlasistas
dime:
¿dónde está la democracia popular que dices que han estado creando?
¿dónde está el famoso “poder popular” que tu y tantos entusiastas izquierdistas adocenados como tú dizque han creado?
porque el resultado de la “militancia” pluralista y sociable de uds está a la vista
están quebrados, desintegrados, porque se han estrellado contra la realidad de la historia
porque siempre han fracasado y han visto destrozadas sus ilusiones democratólogas
de hacerlo más bonito al Estado capitalista
de humanizarlo, componerlo, perfeccionarlo, CONSERVÁNDOLO
luchando para mantenerlo y renovarlo un poquito
pero no puedes asimilar esta tremenda verdad que expongo
sales en defensa espeluznada de la postura ingenua de un tipo respetable como el Alberto Acosta que tanto daño causó en la década perdida
responsable del aciago correismo al que se entregó virginalmente, como inocente doncella
y quedó en ruinas, él y su enorme combo
defraudados de haber trabajado a favor del encumbramiento de un enemigo
que criminalizó como nadie la protesta social
no me vas a decir que Alberto no es socialdemócrata
pero ese es el adorado espectro de tus amores y ansias
anciano romanticón y marchito seguidor de Kautski y Bernstein
que no puedes dejar de marchar vitaliciamente en ese mismo terreno
incapaz de un análisis elementalmente autocrítico en lo más mínimo
me ha dado pena verte tan arruinado ideológicamente
décadas llevan construyendo imaginariamente esa democracia popular
término que no se si lo has agarrado de la democracia cristiana que tomó aqui ese nombre
con Julio César Trujillo que debe ser otro de tus adorados ídolos
(otro hombe honorable que pertenece 100% a este sistema al que tanto amas)
usando eso si una alhaja terminologia izquierdosa
todo lo demás, la lucha autónoma, de clase, ausente en tus filas
queda fuera de lugar
cegado tú que terminas siendo un hombre fiel a la segunda internacional
ahi te quedaste empantanado sin poder ir a posturas anticapitalistas
todo ha sido para ti y tu inmensa compañía un bregar reformista
y ni siquiera en eso les ha ido bien
han fracasado siempre, toda la vida siguiendo ese sinuoso y politiquero camino
(sin recordar que asi hicieron fracasar la “gloriosa revolución” de Mayo del 44)
adaptado al sistema
sigue nomás con ese combo heterogéneo haciendo listas para participar en elecciones
para tener lindos diputaditos en el congreso (y a veces ni eso)
prefiero mi ruta intransigente, ultra minoritaria
antes que haber vivido dentro de tantos amarres y alianzas politiqueras
que para nada bueno les ha servido
pero no entienden
en verdad que las posiciones tuya y mias están claritas. C

——————————————————

y en su Facebook, GUILLERMO NAVARRO JIMÉNEZ comenta mi análisis del siguiente modo:

DICE GUILLERMO NAVARRO JIMÉNEZ EN SU FACEBOOK:

Abrumado al leer lo que Alberto Acosta y Carlos Lasso entienden como debate: calificativos, tras calificativos, descalificadores del “Otro” en términos de Emmanuel Levinas. Parece que se han contagiado, levemente, del odio que Moreno y sus secuaces han logrado posicionar en el imaginario de la parte más débil, intelectual y moralmente de la sociedad ecuatoriana, contra del ex presidente Correa, práctica para la cual cuentan con el favor y apoyo de los más grandes medios de comunicación social, hoy transitoriamente genuflexos a favor de Moreno, en espera del próximo gobernante para prestarle iguales favores, como siempre lo han hecho en toda la historia y ante todos gobiernos.

Me ha dolido sobremanera que Alberto y Carlos se descalifiquen por su posición ideológico-política, sin reparar que hoy, más que nunca, ante la arremetida neoliberal que incrementará la precariedad desde los estratos medios hacia abajo, como lo preferirá Alberto, o desde el proletariado hacia parte de la pequeña burguesía, como lo sostendría Carlos, es ineludible aglutinar fuerzas para impedir la barbarie que el neoliberalismo de Moreno nos anuncia.
Estimados amigos, esa tarea creo que es más importante en la hora actual de la historia del país, como ustedes seguramente coincidirán conmigo. Ante esa tarea monumental, creo que la calma y reflexión es lo que debe primar entre quienes nos conocemos bien, desde algunas décadas atrás, preocupados siempre por el futuro de nuestra Nación.. No debemos ni estamos para entrarnos a golpes.

ANEXO:https://clavedelpoeta.wordpress.com/2014/02/04/analisis-de-guillermo-navarro-jimenez/

—————————————————–

MI PUNTO DE VISTA SOBRE EL COMENTARIO DE GUILLERMO NAVARRO JIMÉNEZ.

“calificativos descalificadores”. Asi que no se puede criticar la postura política de nadie porque eso es usar “calificativos descalificadores”. Si en mi breve análisis me esmero en tratar al Alberto con el más grande respeto personal, pero con la mayor franqueza política.

En aquel tiempo, cuando yo era un guambra, e inicié mi camino en la militancia, lo que más frecuentemente se practicaba era la crítica y la autocrítica. Siempre supimos que este era el método marxista de mejorar las cosas. Hasta Mao Tse Tung dijo una frase que estaba de moda en esos días: “la crítica y la autocrítica es un método para eliminar la enfermedad salvando al paciente”.

En ningún momento fue mi propósito vilipendiar personalmente a Alberto Acosta. Apenas me he referido a su postura política, eclusivamente. Con toda sinceridad, eso si.

Pero Guillermo Navarro, que incurrió en el pecado mortal del correismo, que escribió artículos defendiendo posturas del gobierno del líder mundial, aduce que de Moreno hemos aprendido el lenguaje del odio. Raro. Si el más grande odiador de la República fue el líder mundial. El que persiguió, enjuició y descalificó a todo el mundo fue el líder mundial. ¿Quién fue el que entronizó el miedo en este país?
El que criminalizó brutalmente la protesta social fue el líder mundial. Pero Guillermo prefiere no topar ese punto, y se pone la ropa que usó en su primera comunión para con la mayor candidez e inocencia del mundo intentar vincularnos a Alberto Acosta y a mi de estar nadando en las aguas morenistas.

Se ve que su misión en la vida es limpiar la imagen de su adorado líder mundial, utilizando a sus amigos en ese empeño, y entonces nos va tachando de “morenistas”, porque no nos dedicamos a escribir poemas de amor inspirados en el líder mundial, que fue, según interpreto que piensa Guillermo, un mar eterno y diáfano lleno de ternura. Para Guillermo Navarro el líder mundial viene a ser una imagen evangélica.

Ejercer el derecho a la crítica y la autocrítica es lo que siempre supe que caracteriza a los verdaderos revolucionarios. Dar ejemplo en la autocrítica es lo que se espera de los dirigentes y líderes. Pero para Guillermo eso es “perder la calma y la reflexión”. Guillermo pretenderrá seguir siendo un tenaz y metódico analista de la coyuntura, del día a día, porque en eso se convirtió desde que el líder mundial llegó al poder y él pasó a ocupar un alto cargo (¿no fue asi? si estoy equivocado me disculpo) dentro del Estado capitalista al que jamás cuestiona. Ahora solo cuestiona al morenismo. Y nos quiere ir colocando en ese andarivel con el que por lo menos yo, no tengo nada que ver. Yo anulé el voto en todas las elecciones en este siglo.

Fastidiado, Guillermo Navarro, por la crítica al gobierno del líder mundial implícita en mi nota (que es algo que no se atreve a decir), sale por la tangente echándonos el remoquete de “morenistas” a Alberto Acosta y a mi. Maniobras del viejo estalinismo: las cosas se arreglan no con análisis objetivos sino con calificativos.

Al menos yo, he estado caminando muy lejos de esas veredas donde Guillermo Navarro plantó sus aposentos. El reacciona desde el correismo. Yo jamás estuve ni un minuto entre las huestes ni entre el fucionariado del gobierno del líder mundial (Guillermo podrá reconocer si es su caso), ni tengo la más mínima ni remotísima relación con el morenismo como tan sutilmente intenta plantear o sugerir. Mi postura intenta ser anticapitalista desde hace mucho tiempo. Mal hace mi viejo amigo Guillermo Navarro en pretender enturbiarla con eso del “morenismo”. No conozco siquiera a Lenin Moreno ni me interesa conocerlo. No tengo nexos ni palancas en el gobierno de Moreno. Tengo una mala opinión de su gobierno, como la tuve del gobierno del líder mundial, con el que Guillermo Navarro tanto se identificó. Guillermo tiene derecho de asumir la postura que quiera, pero no de intentar atribuir a los demás cosas que no coinciden con la realidad. Querer dejar embarrado a alguien que no es morenista (ni fue correista) con el remoquete de morenista no me parece una maniobra edificante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s