“EL ASALTO A LA RAZÓN”, DE GEORG LUKÁCS.

DICE MARCO VINICIO MANOTOA BENAVIDES:

Lo leí hace un par de años, he preguntado a muchos sobre él. A excepción de un profesor de sociología que lo lee como parte fundamental de la etapa stalinista de Lukács, en comparación como el libro clásico Historia y conciencia de clases, que gracias a un librero chileno lo tengo en edición de Orbi, pocos lo leen. (Estoy practicamente seguro, espero desde el fondo de mi corazón equivocarme, que ningún profesor de mi carrera lo ha leído)

Cuando lo leí, no obstante, fue un tirabuzón que arrojó a una orilla de escepticismo lecturas que había hecho de Nietzsche y Schopenhauer. Hoy que medito un poco sobre su peso en mis lecturas, tengo que reconocerlo. Es un libro con un valor intelectual considerable, fruto del trabajo, la pasión y la soledad, pero también del compromiso y la comprensión de la historia de su época. A breves rasgos, El asalto a la razón es no una genealogía de ésta sino una dilucidación, a través de un método materialista, sobre las condiciones históricas para la producción de los textos que entretejieron el panorama de crisis de consolidación de la modernidad capitalista y que desde la entreguerra de los 30 codificaron un campo de visibilidad en los estudios de la historia y la relación del ser humano con esta. Libro brillante, no apresurado, que tiene que ser leido en la clave de las circunstancias desde donde fue producido, es decir, como fruto de un movimiento ideológico que precisó de ciertas lecturas y de ciertas interpretaciones, para distinguirse de otros momentos históricos, y que sirvió como reflujo de la filosofía totalitaria del nacionalsocialismo en ascenso.

Como sea, una lectura recomendable, pero también indispensable.

Vale anotar que si lo leí, fue gracias a la pertinente recomendación de Carlos Enrique Lasso Cueva, quien constantemente está ahí, con su tutela de siglos a cuestas y con su inmenso cariño, propio de la antigua época de camaradería, salutación y rigor para la charla.

DE EL ASALTO A LA RAZÓN: “La parte “positiva” de los mitos nietzscheanos no es otra cosa que la movilización de todos los instintos decadentes y bárbaros que anidan en el hombre corrompido por el capitalismo, en el intento de salvar violentamente este paraiso del parasitismo; también en esto es la filosofía nietzscheana el mito imperialista de signo contrario al humanismo socialista”. 322.

Las dotes nada comunes de Nietzsche se revelan en el hecho de que, en los umbrales del período imperialista, fuese capaz de forjar ese mito de signo contrario, llamado a influir durante décadas enteras. Su estilo aforístico se manifiesta, visto asi, como la forma adecuada de esta situación histórico-social: la podredumbre, la vaciedad y la falacia interiores de todo el sistema se envuelven en estos andrajos de pensamiento brillantemente tornasolados, que niegan formalmente toda cohesión”.323

ANEXO: CLC.-

QUE NO CONCLUYA EL 2017 SIN QUE LEAN ESTE LIBRO:

El filósofo número uno del siglo XX fue sin duda el húngaro Georg Lukács, autor muy proficuo. Solo su ESTETICA tiene cuatro tomos nomás.
Autor de HISTORIA Y CONCIENCIA DE CLASE, libro de juventud que fue y es un referente teórico recomendado e indispensable muy mencionado en debates académicos europeos (aqui no se lo conoce). Los mejores autores siempre lo citan y se refieren a él.
la mejor obra del siglo XX, la más importante, el santo grial de los libros es EL ASALTO A LA RAZON.
Tiene este índice:
INTRODUCCION.:.-Sobre el irracionalismo como fenómeno internacional del período imperialista.
CAPITULO UNO.- Acerca de algunas características del desarrollo histórico de Alemania.
CAPITULO DOS- La fundamentación del irracionalismo en el período de una a otra revolución
a.- La intuición intelectual de Schelling como primera manifestación del irracionalismo.
b.-La filosofía posterior de Schelling
c.- Schopenhauer
ch.- Kierkegard
CAPITULO TRES: Nietzsche, fundador del irracionalismo del período imperialista
CAPITULO CUATRO:La filosofía de la vida en la Alemania imperialista.
a.- Esencia y función de la filosofía de la vida
b.-Dilthey, fundador de la filosofía de la vida del período imperialista
c.-La filosofía de la vida en el período de ante guerra: Simmel.
ch.-El período de guerra y de posguerra: Spengler.
d.-La filosofía de la vida en el período de “estabilización relativa”: Scheler.
e.- El miércoles de ceniza del subjetivismo parasitario: Heidegger, Jaspers.
f.- La filosofía de la vida prefacista y fascista; Junger, Klages, Baeumler, Boehm, Krieck, Rosenberg.
CAPITULO CINCO: El neohegelianismo.
CAPITULO 6: La sociología alemana del período imperialista
a.- Nacimiento de la sociología
b.-Los comienzos de la filosofía alemana (Schmoller, Wagner y otros)
c.-La sociología alemana del período guillermino (Max Weber)
ch.-La indefensión de la sociología liberal (Alfred Weber, Mannheim)
d.-La sociología prefascista y fascista (Spann, Freyes, C Schmitt)
CAPITULO 7:
a.-El darwinismo social, el racismo y el fascismo.
b.-La teoría racista de Gobineau
c.- El darwinismo social (Gumplowics, Ratzenhofer, Woltmann)
ch.-H T Chamberlain, fundador del racismo moderno
d.-la “concepción nacionalsocialista del mundo”, síntesis demagógica de la filosofía del imperialismo alemán.
EPILOGO: Sobre el irracionalismo en la posguerra.

El libro está en el internet en una versión muy pálida, difícil de leer.

En los 70 Editorial Grijalbo editó las obras completas de Lukács en 15 tomos. Adquirí varios. Entre ellos:

REALISTAS ALEMANES DEL SIGLO XIX,
LA NOVELA HISTÓRICA,
PROLEGÓMENOS A UNA ESTETICA MARXISTA,
THOMAS MANN,
MATERIALES SOBRE EL REALISMO,
SIGNIFICACION ACTUAL DEL REALISMO CRITICO,
y el primer todo de su ESTETICA.

Del internet me imprimieron hace poco una conferencia suya titulada LA CRISIS DE LA FILOSOFIA BURGUESA.
El que ubicó en el internet los 4 tomos de su ESTETICA fue Marco Vinicio Manotoa. Imprimí dos de ellos, de los que a veces reviso un par de páginas antes de irme a la cama.
Mi ejemplar de EL ASALTO A LA RAZON es de otra edición de Grijalvo. El capítulo sobre Nietzsche es aclarador. Al fotocopiarlo se desbarató y hubo que someterlo a cirujía plástica. Pero se obtuvieron dos fotocopias muy buenas, encuadernadas, para el trabajo, consulta y difusión. .
Lukács fue el que sistematizó conceptualmente la filosofía de los últimos siglos.
Con Lukacs sucede aqui lo mismo que con Agustín Cueva. Solo lo ha leído y lo conoce el uno por mil de la población.
Es que aqui en el Ecuador la gente es demasiado culta.
Es un paisito con gente llena de alto rigor intelectual, no es cierto?
No sé si en alguna Facultad universitaria se leen cinco páginas de Lukács durante toda la carrera.
De la escuela de sociología local egresan sin haber leído ni un solo libro de Agustín Cueva.
Aqui los referentes político-filosóficos son Lucio, su excelencia, Barcelona, el chavo del 8, Paolo Coelho, Cuahutemoc Sánchez…los libros de estos dos autores dizque se venden por toneladas…es una de las derivaciones de la crisis cultural (y socioeconómica: es gente desesperada del subproletariado sobre todo la que “consume” esta literatura barata de auto-ayuda) de Macondo.
Un libro fuerte, sólido, comparable casi a EL ASALTO A LA RAZÓN, es RAZÓN Y REVOLUCIÓN, de Herbert Marcuse. El capítulo sobre Compte es soberbio. CLC.

SOBRE EL NIHILISMO, FACETA O VARIANTE DEL NIETZSCHIANISMO:
“La ley dialéctica de la negación de la negación es una ley del desarrollo. Por esta razón, al hablar de negación, la dialéctica no se refiere a una negación cualquiera, sino exclusivamente a lo que sirve de premisa, de condición del desarollo. “Negar, en dialéctica -escribe Engels- no consiste lisa y llanamente en decir no, en declarar qu
e una cosa no existe, o en destruirla caprichosamente”. Empleando una expresión figurada, podemos decir que la negación, concebida dialécticamente, es un “no” que encierra al mismo tiempo un “si”, es decir, es la unidad de la negación y la afirmación. La concepción de la dialéctica no tiene nada que ver con el nihilismo ni con el escepticismo, que no es más que una opinión subjetiva que no refleja la marcha objetiva de las cosas.
El arte universal ha expresado en brillantes imágenes estas dos formas de negación, tan distintas,, la negación destructiva y la negación que es premisa de algo mejor y más perfecto. La imagen de Mefistófeles en el FAUSTO , de Goethe, pueden servir de ejemplo denegación pura:
“Soy el espíritu que siempre niega. Todo cuanto tiene principio merece ser aniquilado. Todo aquello que vosotros denominaís pecado, el mal, es msi proipo elemento”.
El espíritu negativo de Mefistófeles tiene su lado positivo. Se burla de lo que se estanca. Pero no tiene fe alguna en que puede haber algo mejor. Fausto, en cambio, niega también, pero rechaza lo caduco, lo que frena el progreso, al mismo tiempo que cree en la razón, en su anhelo insaciable de perfección y belleza”. KONSTANTINOV.
Schopenhauer y Kierkegard, al combatir la dialéctica idealista como la forma más alta de la concepción burguesa del progreso, no tenían más remedio que oponerse al automovimiento del ser, recurriendo frene a él a un ser místico, captado solamente por la intuición.
Nietzsche crea el modelo metodológico para la apología indirecta del capitalismo, y señala el camino para desarrollar, partiendo de una teoría del conocimiento radicalmente agnosticista, de una teoría del nihilismo extremo, el fascinante reino de los símbolos del mito imprialista, brillante en colorido. La parte “positiva” de los mitos nietzscheanos no es otra cosa que la movilización de todos los instintos decadentes y bárbaros que anidan en el hombre corrompido por el capitalismo, en el intento de salvara violentamente este paraiso del parasitismo; también en esto es la filosofía nietzscheana el mito imperialista de signso contrario al humanismo socialista. En Nietzsche, todo contenido brota del miedo a la desaparición de la propia clase. La agresividd del tono, la aparente actuación a la ofensiva en cada caso concreto solo alcanza a encubrir superficialmente esta estructura fundamental del pensamiento de Nietzsche. La apelación gnoseeológica al irracionalismo, a la negación total de la cognoscibilidad del mundo, de toda razón, la apelación moral a todos los instintos bárbaros y bestiales del hombre, es la confesión de esta realidad.
Las dotes nada comunes de Nietzsche se revelan en el hecho de que, en los umbrales del período imperialista, fuese capaz de frjar este mito llamado a ainfluir durante décadas. Su estislso aforístico se manifiestaa, visto asi, como la forma adecuada de esta situación histórico social; la podredumbre, la vaciedad y la falacia ineriores de todo el sistema en senvuelven en estos andrajos de pensamientos brillantes, tornasolados, que niegan formalmente toda cohesión.
NIETZSCHE: FUNDADOR DEL IRRACIONALISMO.
GEORG LUKÁCS: EL ASALTO A LA RAZON.

Anuncios

Un comentario en ““EL ASALTO A LA RAZÓN”, DE GEORG LUKÁCS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s