Ecuatorianos ilustres, trascendentales.

En un ensayo publicado en el Libro del Sesquicentenario, Jorge Salvador Lara afirmaba que los más ilustres y trascendentales ecuatorianos no han sido presidentes de la República, hablando en términos generales.

Señalaba el rectorado moral ejercido ante el país por personajes como el Hermano Miguel, Juan Montalvo, González Suárez, Jacinto Jijón y Caamaño, Carrera Andrade, Benjamín Carrión…

Le faltó agregar los nombres de maestros de juventudes, personajes beneméritos como Manuel Agustín Aguirre, Carlos Cueva Tamariz…tantos presidentes que no les llegan ni a los talones a estos personajes luminosos, intachables, ejemplares, que fueron verdaderos símbolos, sanos y constructivos orientadores de generaciones que con su existencia levantaron la auto-estima y la identidad del pueblo ecuatoriano, del que fueron elevados referentes.

Cómo apartar de esta lista a Pío Jaramillo Alvarado? Y qué decir de Agustín Cueva -uno de cuyos libros es sustento académico en todo el continente y ya va por la 25° edición-, el más ilustre pensador ecuatoriano del siglo XX, como lo calificó el notable ensayista René Báez ?

Resaltaba la labor de pocos presidentes Salvador Lara en su ensayo…a tantos el cargo les quedó tan grande…
.
Decía: “…Aquellos gobernantes que, sin pujos ni ambición de caudillos, logran en sus gobiernos avances sustanciales, pero que, sobre todo, se empeñan en racionalizar la política: Rocafuerte, que se hombrea con ellos: Ascásubi, Ayora, Plaza Lasso, Ponce Enríquez. A esta misma estirpe cívica pertenece Yerovi”.

A cuáles otros presidentes se les podría incluir en esta lista, si la mayoría de ellos han competido para ver cuál le dejaba más hundido al país? Presidentes de ocasión, intrascendentes, que fueron personajes transitorios a los que el pueblo del Ecuador no les debe nada y que, algunos, dejaron un pésimo recuerdo de su paso por la presidencia: los tumbaron, los denunciaron, se auto-estigmatizaron.

Claro, se salva Rodrigo Borja, más que con su presidencia, con su enciclopedia, que es un aporte cultural cualitativo que quedará para la historia.

Vale recordar que una cosa es ser gente importante y poderosa, y otra es haber llegado a ser ilustres. Son categorías muy distintas que hay que aprender a diferenciar. Lo cuantitativo y lo cualitativo son cosas muy diferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s