El Foro de Sao Paulo, el comunismo, los movimientos sociales y el pensamiento ignorado de los clásicos del pensamiento social ecuatoriano y latinoamericano.

por Carlos Lasso Cueva.

Un estimado contacto del Facebook (militar retirado, de tropa) me envia este link sobre el foro de Sao Paulo: no lo puedo poner aqui por precaución legal. Via email lo puedo remitir al que lo solicite, o lo pueden pedir a una serie de señores militares retirados, oficiales y de tropa, que andan felices difundiéndolo. Lo atribuyen íntegramente a Fidel Castro…quizás él tuvo poco o mucho que ver con la fundación de ese Foro, pero una determinada parte de los asistentes no necesariamente eran de su línea política. Los documentos difundidos por ese organismo  estoy convencido que no fueron redactados por Castro. Se los conoce? Algunos son los mismos que ha hecho circular la CONAIE, una de cuyas preocupaciones fundamentales es la defensa de la soberanía alimentaria: este es un tema de interes general para las mayorías de la América Latina, muy independientemente de Fidel Castro, personaje que no es santo de mi devoción, en modo alguno.

Uds saben que yo soy antileninista, y que no simpatizo con el gobierno cubano, corano del Norte, Chino…
Yo siempre le he visto al foro de Sao Paulo como un gran enclave socialdemócrata. Ahi hay toda clase de gente, leninistas, castristas, teólogos cristianos de varias congregaciones, socialdemócratas en general, indigenas, premios Nobel de la paz que no son precisamente marxistas…en general los viejos partidos comunistas latinoamericanos quedaron reducidos a su mínima expresión luego de que la URSS dejó de existir…antes eran muy pequeños (el de aqui calculo que su alicuota de votos habrá sido del 3%, lo que significa que tenia una presencia insignificante; en la actualidad es como un pequeño club de amigos que apoyan al gobierno de su excelencia a cambio de muy pequeñas dádivas, supongo, gente suya en puestitos secundarios por alguna parte remota. Todos los demás grupos de la llamada “izquierda revolucionaria” están en la oposición)

El foro de Sao Paulo se desarrolló luego de que aparecieron Chávez y Lula en la escena. Lula no hizo un gobierno “comunista” en lo más mínimo…Chávez si intimó mucho con Cuba y edificó el capitalismo de Estado en Venezuela, lo que tampoco tiene mucho que ver con el marxismo que postula la abolición del Estado, no su fortalecimiento.

Perón era más bien de derecha, filofascista, y construyó el capitalismo de Estado en Argentina, nacionalizando y estatizando todo, poniendo en vereda a la patronal y a los trabajadores, a los que favoreció con mejores pensiones, una amplia seguridad social, plan de vacaciones, incrementó sus jubilaciones…exactamente lo mismo hizo en México el general Lázaró Cárdenas, a quien nadie calificó nunca de comunista, pese a que dió asilo político nada menos que a Leon Trotsky. El General Velasco Alvarado, en el Perú, aunque no avanzó tan lejos como estos dos gobiernos presididos por militares, caminó por ese mismo rumbo. Igual cosa intentó hacer aqui el general Guillemo Rodríguez Lara, que, joven militar entonces, se formó en la Argentina de Perón, con algunos de sus compañeros de armas: jefaturó el gobierno “menos peor” que conoció mi generación. Dejó el poder por el escazo nivel conceptual de la alta oficialidad de aquel entonces, que no pudo entender -por sus pronunciadas limitaciones teórico culturales, por su muy evidenciada mediocridad…y es que llevar uniforme no es ninguna garantía de brillantez intelectual, necesariamente- la coyuntura socio política de aquel momento, y fue reemplazado por un anodino y mediocre Triunvirato que se entregó dócilmente a la oligarquía ecuatoriana. No ha habido todavía otro  oficial de la estatura intelectual y política de este ilustre hombre, pese a que conocemos a militares retirados de límpida trayectoria, no cerrados al análisis del pensamiento progresista, como por ejemplo los generales Paco Moncayo y René Vargas Pazzos.

Reconozco que una serie de oficiales de alto y mediano rango que he tratado, me han causado una positiva impresión personal: gente decente, de hábitos civilizados, con mentalidad caballerosa…que han evolucionado, sin duda, desde épocas pretéritas donde militares y represión, palizas, abusos, atropellos a los civiles, eran sinónimos. Recientemente apareció en Facebook un video de militares de tropa golpeando al chofer de un auto, en la península de Santa Elena, haciendo quedar horriblemente mal a su cuerpo, lo que significa que a nivel de subordinados de tropa hay un largo trabajo que hacer todavía. Pero a nivel de la oficialidad, sin duda, hay gente de mucho nivel humano y categoría ética, y también en gente de tropa, aunque no en toda…pero, por lo menos a la oficialidad actual, no se les puede comparar con las expresiones de brutal demencia gorilesca que si se dió en otros países. Dudo que las Fuerzas Armadas actuales puedan encargarse de realizar algún día otra masacre -inhumana e innecesaria- como la del 15 de Noviembre de 1922. No capto que se hayan entrenado conscientemente para eso. Entre sus deberes -estoy convencido- no asumen que está la de regar fratricidamente sangre de la gente de su propio pueblo. Tiene muy  claro que su misión es más bien colaborar de la manera que sea posible para el crecimiento cualitativo y cuantitativo de nuestra sociedad, que en el futuro será habitada por sus descendientes.

Este documento me parece que es más una diatriva que un análisis objetivo del conglomerado que constituye el foro de Sao Paulo. Las tesis y documentos que he leido de este Foro tienen un carácter reformista, socialdemócrata. Sostienen tesis “progresistas” interesantes, que este documento ofuscado no analiza en lo más mínimo.
Obviamente, los detractores del foro de Sao Paulo se orientan hacia la extrema derecha neoliberal, plutocrática. Hay una serie de militares retirados cuestionando a este foro, sin proponer directamente alternativa alguna. Son sectores claramente retrógrados, anclados en la época de la guerra fría, que comparten tesis de la CIA y del gobierno gringo, sin duda alguna.

La gente tiene miedo de que lo que ha pasado en Cuba se reproduzca en nuestros países, y su incapacidad de análisis y deficiente información teórico-política les conduce a posturas absolutamente reaccionarias. Practicamente son mentalidades que se quedaron en el siglo XIX, o a lo sumo en la época de la guerra fría, cuando los militares eran “instruidos” por los gringos en su Escuela de las Américas. Hay mucha ignorancia a bordo en esas posturas. He dicho que se las dan de “patriotas” y “nacionalistas” pero son más esbirros de los yanquis que mandados a hacer. Ellos les dan pensando porque su mente no es muy prometedora en ese terreno.

Los sectores que se oponen a ciegas al foro de Sao Paulo (no he leido análisis críticos de documentos oficiales de ese foro, a los que de seguro desconocen… solo vinculan eso con Fidel Castro y ya queda anatemizado todo) están totalmente de espaldas al pensamiento social ecuatoriano de estas últimas décadas. Ajenos al pensamiento de Benjamín Carrión, Monseñor Leonidas Proaño, Monseñor Luna Tobar, padre Luis Gómez Izquierdo, Manuel Agustín Aguirre, no han leido ni un solo libro de Agustín Cueva, desconocen los libros de historia de Enrique Ayala Mora, los ensayos de José Moncada, Alejandro Moreano…ni siquiera de las tesis de la CONAIE respecto de la soberanía alimentaria están enterados, a la teología de la liberación la ven como cosa satánica (no deben conocer la reciente encíclica ecologista del actual Papa, lo apostaría) y desde esa trinchera verdaderamente ignorante pontifican y despotrican…destila de ellos un irracional fanatismo anticomunista antidiluviano que se va a la época anterior a la Alianza Para el Progreso, cuando el gobierno de Kennedy impulsó reformas básicas que la oligarquía cerril dominante latinoamericana se habia negado siempre a hacerlas.

En todo caso, sin ponerme a defender al foro de Sao Paulo, al que siempre le he visto criticamente pero desde otro ángulo, sus detractores parecen ubicarse en la defensa acérrima del actual statu quo nacional y continental. Parecen decir: “en el Ecuador la oligarquía y la plutocracia son lindas y excelsas, el orden establecido es divino, no hay injusticia social, está bien que se destruya nuestra soberanía alimentaria, los gringos son lo máximo y debemos defender el neoliberalismo. No debemos contaminarnos enterándonos de lo que han pensado los referentes culturales de este país, queremos permanecer en la más supina ignorancia atrasa-pueblo diciendo que lo único que hay que hacer es atacar al peligroso comunismo, aunque tampoco sabemos qué cosa es porque al maldito Marx ni lo hemos leido ni lo vamos a leer. Hay que quemar todos esos libros. Solo hay que hacer eso y saldremos invictos y victoriosos adelante”.

Los detractores acérrimos y envenenados del Foro de Sao Paulo por supuesto desconocen hasta la vieja teoría de la dependencia, ni saben en qué consistió, y jamás han leido a sus teóricos como André Gunder Frank, Ruy Mauro Marini, etc. Ellos como que están mucho más próximos a la doctrina de grupos de extrema derecha como Tradición Familia y Propiedad, el Opus Dei, de los que habla con mucha claridad Rodrigo Borja en su Enciclopedia, que está en el google.

Siendo asi la visión de este asunto, delirantemente anticomunista, se me ocurre una pregunta: y si el comunismo es tan feo y horrible, espeluznante y diabólico, pero de todos modos remoto, lejano, evidentemente ausente de nuestra galaxia, pero…qué podemos decir del bello, extasiante,  delicioso, embelesante, estético y cautivador capitalismo en el que vivimos? Acaso no salen de su estructura interna todos los sinsabores y desgracias que lamentamos día a día? Podemos calificar al capitalismo -al menos al nuestro, subdesarrollado, macondiano, atrasa-pueblo y periférico- como una maravilla deslumbrante digna de todas las alabanzas y elogios? Porque en estos lares el comunismo no pasa de ser una teoría -todo lo tenebrosa que quieran- pero, la práctica concreta de habitar en este capitalismo desquiciante y maltrecho nos brinda un cúmulo de satisfacciones?  Todo es bello y deleitable en esta sociedad capitalista que tenemos? podemos coincidir y quedar unánimemente de acuerdo en que la sociedad capitalista en la que vivimos es una indiscutible belleza llena de armonía, sin gota de concuspicencia? No son acaso las contradicciones estructurales del capitalismo los evidentes problemas irresueltos que aqui enfrentamos y tenemos? Nos vamos a dedicar a atacar con furia una enfermedad aqui inexistente mientras la enfermedad real que aqueja a nuestro organismo social  continúa su camino injusto, contaminante, inicuo, inequitativo, pernicioso? Porque estamos inmersos dentro de un Estado capitalista con tales problemas concretos que demandan soluciones concretas, que no se las va a encontrar cerrando los ojos y torciendo el rostro para el otro lado a fin de gritar consignas en contra de un comunismo que  no se ha hecho presente, al menos hasta ahora. Me parece que es algo de simple sentido común, no? (y conste que no me he referido para nada al concepto puesto de moda hace décadas por Gunder Frank sobre la “lumpenburguesía”, de la que podemos dar tantos testimonios fehacientes!)

Viendo asi las cosas, son un lastre para el desarrollo político, social y cultural de este paisito. Y lo digo yo, que, repito, siempre he mirado criticamente a ese foro. He trabajado con fundaciones, estuve en seminarios en Jubileo 2000, conozco algunos de los documentos de Monseñor Proaño, a quien traté personalmente, le escuché conferencias, etc. Y si he leido a todos los autores que aqui he citado. No obstante, resulta extraño que a estas alturas  grandes segmentos de militares retirados, de la oficialidad y tropa, se sientan tan identificados siempre con documentos y tesis de la extrema derecha cavernaria, neoliberal…esgrimidas por sectores económicamente opulentos y poderosos de la gran burguesía y la plutocracia, cuyos intereses por regla general siempre han sido defendidos -a sangre y fuego-  por muchas dictaduras militares en este continente: significa que sigue siendo enorme el distanciamiento histórico, antiguo y tradicional, entre los  militares y el pensamiento social salido del terreno académico?…significa que la cultura nacional va por un lado y las inquietudes de ellos por otro muy distinto? Ellos siguen siendo fieles a lo que sale del Pentágono y la CIA…en nombre del “ultra-patriotismo” que dicen representar, desconectados como están, evidentemente, de nuestra realidad socio-cultural.

Pero esta clase de militares de mentalidad obsoleta olvidan la tradición del ejército ecuatoriano, formado en los combates armados contra el ejército curuchupa que defendía los intereses ultramontanos del latifundismo serrano clerical…ese ejército fue destruido en el combate de El Gatazo y se reorganizó por completo: asi nació el nuevo ejército liberal. Y olvidan el compromiso político de los militares jóvenes -sanos, preocupados por el destino nacional, idealistas abiertos a las ideas sociales, que no tenían “orejeras”- que precipitaron en 1925 el triunfo de la Revolución Juliana, que eliminó a la plutocracia que renació monstruósamente a finales del siglo XX, causando destrozos sociales y humanos en el país.  Pasan por alto el papel que jugó el ejército en la revolución de Mayo de 1944, cuando en Guayaquil el jefe militar capitán Girón dió armas al pueblo para enfrentar la tiranía del régimen oligárquico de Arroyo del Río. Ellos prefieren ubicarse en ese ejército que defendiendo los intereses de la cúpula oligárquica perpetró la masacre del 15 de Noviembre de 1922 en Guayaquil, episodio lamentable, de triste recordación, por el que hasta el día de hoy no se ha ofrecido disculpas. Son gente ciega, dogmática, con orejeras ideológicas, que responden evidentemente a consignas foráneas innombrables, incapaces de ponerse al día en el análisis de nuestra realidad nacional y de proponer políticas de Estado necesarias en tantos frentes. Realmente les convendría leer la revista NUEVA SOCIEDAD, de la socialdemocracia latinoamericana, que distribuye el ILDIS, en Quito, desde hace mucho tiempo. Por lo menos en esa publicación hay pensamiento…un pensamiento con el que se puede discrepar a ratos, pero que trata de dar una respuesta lógica a la realidad social y económica latinoamericana. Esa revista -que no tiene nada de marxista pero que no rehuye el debate constructivo con las expresiones intelectuales del marxismo académico- ya debe ir por el número 260. Posiblemente jamás han leído un solo número. Cómo se puede hacer patria y caminar hacia adelante siquiera un paso cargando ese pesado fardo de impreparación teórico-política y de ignorancia?

Y pensar que nuestras inquietudes sociopolíticas empezaron a formarse en la temprana juventud, leyendo novelas clásicas nacionales como EL COJO NAVARRETE de Enrique Terán, A LA COSTA de Luis A. Martínez, NUESTRO PAN de Enrique Gil Gilbert, LAS CRUCES SOBRE EL AGUA de Gallegos Lara, TRABAJADORES de Humberto Salvador, PACHO VILLAMAR de Roberto Andrade, A LA COSTA de Luis A. Martínez, PORQUÉ JESÚS NO VUELVE de Carrión, HUASIPUNGO de Ycaza, obras que nos insuflaron la conciencia de nuestra realidad e identidad a la que esta gente parece que rechaza y le vuelve las espaldas, para vegetar en la ignorancia que solo acepta nutrirse con la doctrina exaltadamente anticomunista que reciben desde afuera.

Asi, a ojos de esta gente, todo huele a comunismo, lo más peligroso es el comunismo y el principal enemigo es el comunismo…y comunistas son todas las expresiones de la socialdemocracia ecuatoriana y latinoamericana. Asumo que alguien como Alberto Acosta para todos ellos es el primer comunista disponible. Este tipo de “pensamiento” es una rémora para el desarrollo general de nuestro tan atrasado país, que carga a cuestas estas oscuras sombras que no han podido ilustrarse y despojarse de su remota, atávica, irracionalidad sociopolítica.  En la coyuntura abracadabrante y retardataria de esta gente la cultura y el pensamiento social pasan a ser una terrible amenaza “comunista”. Incurren además en el error de sostener que socialdemocracia es igual a marxismo, y puertas adentro yerran al considerar que el gobierno democristiano y fascista de su excelencia es socialdemócrata, o sea, “comunista”. Leer los “documentos” -elaborados en el extranjero que estos “ultrapatriotas” difunden- es percatarse de que están vigentes las recetas del Plan Cóndor. Como que para ellos el genocidio de “comunistas” sigue siendo el camino para lograr “el progreso de la Patria”. “Solidaria teoría evangélica, muy civilizada” ajena a la doctrina de paz y amor de la religión que la mayoría de ellos admite profesar. No es a la injusticia social a la que hay que combatir como rezan algunas encíclicas papales como la última del actual Papa, sino “al comunismo”. Hay muros de militares en pasivo en el Facebook en los que califican de comunistas a Correa -que es un producto político 100% eclesiástico-, Patiño,  y en los que afirman que Ecuador es comunista porque comercia y recibe préstamos de China, olvidando que el país más involucrado en el comercio con China -y el más endeudado con ella- son los Estados Unidos. Y lo digo yo, que jamás he votado a favor de su excelencia. Ni un solo minuto de mi vida he sido “correista”. Muchos, quizás con menos visión que yo, si votaron por él.

Histeria anticultural de gente anclada en el vacío doctrinario e intelectual absoluto. Las cosas no son como ellos las pretenden ver. Poseen la misma visión que tuvo la dictadura militar presidida por el Contralmirante Castro Jijón, que desgobernó el paisito desde 1963 a 1966, que clausuró la Universidad, llenó de profesores universitarios el penal García Moreno, intervino en la Casa de la Cultura, concedió prerogativas a los barcos pesqueros gringos para faenar libremente en nuestro mar territorial (cosa a la que hasta Velasco Ibarra -hombre de derecha- se opuso, …como consecuencia, barcos de nuestra armada capturaban entonces cada semana pesqueros gringos en nuestro mar, a los que se les imponía severas multas). Carlos Julio Arosemena en la Constituyente de 1966-68, consiguió castigar a esos dictadores -ese gobierno militar es recordado por el pueblo como “la dictadura cuadúpeda”-, a los que se les quitó sus derechos de ciudadanía. Esa fue una pésima época para el ejército ecuatoriano, de muy ingrata recordación. Esperemos que esos tristes días no vuelvan, y que podamos caminar medio hermanados siquiera, como gente medio civilizada siquiera, hacia un futuro en el que este país, con nuestro aporte constructivo, reflexiones, pensamiento, críticas constructivas, pueda empezar a organizarse realmente como Estado, mirando hacia adentro su dura y álgida problemática endógena traumatizada, su realidad caótica de país capitalista subdesarrollado de la periferia, mangoneado desde siempre al servicio de la trinca oligárquica de aqui o de acá, para consolidar en él políticas de Estado permanentes, sólidas, en las áreas básicas de salud, educación, economía agraria, tomando medidas para impedir que la concentración de la riqueza siga consolidándose apenas en un minoritario polo, organizándolo firmemente, con sanciones drásticas para la corrupción que aprovecha del menor descuido para beneficiarse, expandiendo la cultura vigorósamente -algo que el gobierno del Ec. Correa se puede decir que no ha hecho-, dando cauce al desarrollo de la cultura ciudadana que aqui no existe, tomando medidas estratégicas para un futuro que amenaza complicarse con la expansión demográfica que prolifera a sus anchas sobre todo en sectores pobres, donde nacen niños desnutridos en hogares deshechos, sin que el Estado hasta ahora se haya fijado en este asunto…se sabe que solo en Guayaquil nacen un promedio de 6.000 niños mensuales. Qué van a hacer y a ser todos ellos dentro de veinte años? Es uno de los tantos problemas que no se discuten en este país en el que al parecer abundan más los agitadores baratos anticomunistas que los serenos analistas interesados en pensar juntos alternativas y soluciones para los problemas concretos que siguen complicándose y profundizándose, sin que nadie les tome en cuenta.

 

Estoy consciente de que este ciclo demagógico de los gobiernos adheridos a esa extraña, imprecisa e indefinida teoría llamada “socialismo del siglo XXI” fenece, concluye, con más pena que gloria (recuerdo el famoso  análisis del uruguayo Raúl Zibechi, escrito hace más de un lustro, analizando al gobierno ecuatoriano de la “revolución ciudadana” que empezaba entonces su parafernalia despilfarradora, represiva y farrera, que resultó casi profético). Hubo un jefe militar metido ahi, Hugo Chávez Frías, apuntalador del capitalismo de Estado venezolano con una demagogia diferente a la de Perón en Argentina. Sin duda se involucró con el gobierno castrista, al que ha estado abasteciendo de petróleo, a cambio de las misiones médicas regadas por las favelas venezolanas: asistencialismo populista desde la cúpula, sin cambio de estructuras, sin inversiones estratégicas en el terreno de la industria propia, que no avanzó en tres lustros desperdiciados. Ese experimento vemos cómo se desmorona…con decenas de miles de personas que pasan la frontera con Colombia para comprar alimentos. Si eso no es la prueba de un total fracaso político…qué será entonces?

Casi en vísperas de elecciones en el Ecuador, nadie sabe lo que sucederá en  Febrero próximo. Pero es posible que llegue a Carondelet alguien con otra ideología, otro esquema, posiblemente neoliberal…y la nave saldrá otra vez sin rumbo cierto, a enfrentar y desafiar el problema social irresuelto, consolidando injusticias, como siempre se ha hecho. Una ciudadanía arruinada y dividida, desestructurada, enfrentará el nuevo terremoto. Será una década inestable políticamente la de los años 20? parecida a la de los años 30 del pasado siglo? Nadie lo sabe. Pero a ciencia cierta, un país sin ahorro, con una deuda externa más alta que nunca (de 35 mil millones de dólares)  no es fácil de gobernar, siendo tantas las necesidades sociales no atendidas, insatisfechas…porque la gran obra pública no subsana el tema de la injusticia social. Y sin fondos, dependiendo de nuevos préstamos internacionales, no será nada fácil que alguien haga un gobierno regularmente exitoso.  Como he dicho antes, independientemente de todas las consignas de uno y otro lado: con plata es lindo gobernar: sin plata no se puede. Visión plenamente pesimista la mía, acorde al mensaje de un añejo grafity que decía, en la época del salvataje bancario: “Paciencia, Ecuador: ya vendrán días peores”.

 

El gobierno de Correa fortaleció al máximo al Estado jurídica y políticamente, pero no tocó en lo más mínimo la estructura económica, que permanece intacta. Reprimió, dividió y combatió mejor que nadie a los sectores de izquierda que lo postularon y llevaron a la presidencia, incluyendo a la CONAIE. Poderosos sectores privados oligopólicos prosperaron en esta temporada. El análisis de este y otros fenómenos debe ser casa adentro, ajeno a consignas del pasado tenebroso, en procura de abrir un debate ciudadano riguroso, que arroje alguna luz sobre el presente y el futuro. El pensamiento social de nuestros clásicos está ahi, dispuesto a ayudarnos en esa tarea de abrir brechas entre la maleza, para empezar a ver claro el horizonte que tenemos delante de nosotros. Pero con fanatizados anatemas ideológicos oscurantistas medievales estaremos condenados a marchar en el mismo terreno indefinidamente. Algún día debemos admitir que las doctrinas políticas no se combaten con consignas, sino que se refutan lógica y dialécticamente. Y, para hacerlo, por lo menos hay que conocerlas un poco, siquiera, primero. No se puede discutir lo que se ignora.

 ANEXO:

EL GOLPE DE ESTADO FRACASADO EN TURQUIA, Y ALGUNAS REFLEXIONES Y REMINISCENCIAS.

Los golpes de Estado militares evidentemente pasaron de moda. Ellos tienen sus funciones específicas y no son gente preparada para gobernar a ningún país. Invocar a golpes de Estado militares no tiene cabida.
El gobierno del general Rodríguez Lara aqui fue una excepción, tomó su justificación en el completo desastre que fue la última dictadura velasquista.
Rodriguez Lara, más moralista que político, habia sido formado en la Argentina de Perón, y fortaleció el sector estatal de la economía. Fue cicatero con el manejo de los fondos públicos, escrupuloso…los banquetes eventuales al cuerpo diplomático en Carondelet eran casi ascéticos, todos salían muertos de hambre a comer en los chifas de la Plaza Grande. No fue un botarate fiestero y farriero ni un derrochador: todo lo contrario.
Inició un poderoso plan de vivienda popular: en su administración se construyeron en Guayaquil las ciudadelas Las Acacias, La Saiba y las 3 Praderas. Nacionalizó el petróleo y fundó Cepe. Enprovit, Transnave…se negó a formar parte del Plan Cóndor, auspiciado por la CIA. Tuvo un gabinete de gente muy formada, y contó con ministros prestigiosos como el contralmirante Jarrín Ampudia y el general René Vargas Pazzos.
Cesó en sus funciones por las limitaciones conceptuales enormes del alto mando militar de entonces, que no tenía nada en el mate. Gente formada por la escuela de las Américas, regentada por los gringos, que solo servían para ver el comunismo hasta en la sopa.
El aciago triunvirato que le reemplazó… ordenó rodear con tanques el hogar de Santa Cruz, en Chimborazo, y apresaron a Monseñor Leonidas Proaño y a varios obispos latinoamericanos, reunidos en una jornada de reflexión pastoral, que los milicos tan escazos de criterio vieron como una “peligrosa asonada comunista”. Quedaron en ridículo. En su poderosa incultura, ni sabían qué era la teología de la liberación y la asociaban con una invasión rusa para el día siguiente.
El Almirante Poveda Burbano -marino sereno- me dijo que lo de la masacre de Aztra fue cosa de Durán Arcentales. Este Triunvirato fue el que inició la “agresiva deuda externa”.
Los milicos de antaño se las daban de ultra patriotas y requete nacionalistas, pero eran fanáticamente pro gringos. Era tradicional el odio entre universitarios y milicos…se les veía a estos últimos como la anti-cultura por antonomasia, gente de cerebro cuadriculado, de muy escazas lecturas. Hoy hay oficiales que leen a Agustín Cueva y a Eduardo Galeano.
En los años 50-60 del pasado siglo, casi todos los coroneles eran gente de extrema derecha y cercanos al Dr Camilo Ponce Enríquez.
Hoy hay en las Fuerzas Armadas ecuatorianas gente decente, ajena al fanatismo irracional y atrabiliario de antes. Por lo menos en ese campo son otros tiempos.
Recuerdo a la dictadura militar del 63-66, que clausuró la Universidad y llenó el Penal con profesores universitarios. El coronel que estaba de jefe civil y militar de Cuenca era enemigo del Rector Carlos Cueva Tamariz e hizo hasta lo imposible por mortificarlo. Luego, el día de la caída de esa Junta, Cueva Tamariz intervino para evitar que el pueblo de Cuenca lo linche.
El golpe de Estado militar en Turquía parece que fue un fracaso.

ANEXO. 10 VII 2016: de mi facebook.

UN GENERAL RETIRADO DICE:

“Los oficiales de Fuerzas Armadas somos personas que, en lo académico, superamos largamente la media de formación intelectual de la sociedad ecuatoriana”.

PERO, Y LA TROPA…
CUÁL ES EL NIVEL DE LA TROPA?
NÓTESE CIERTO COMPLEJITO DE SUPERIORIDAD EN LA AFIRMACIÓN…

DÓNDE ESTÁN LOS TRATADOS, LOS ENSAYOS, LOS APORTES ACADÉMICOS DE ESOS GENIOS? QUÉ LIBROS DE ESTOS GENIOS SE CONOCEN?

O PORQUE HAN IDO A SENTARSE PASIVA Y MEDIOCREMENTE A RECIBIR MEDIA DOCENA DE MAESTRIAS ES QUE YA SE CREEN TAN SUPERIORES?

HAN PRODUCIDO PERSONAJES DE LA CULTURA COMO: PAREJA DIEZCANSECO,
BENJAMÍN CARRIÓN,
PATRICIO YCAZA,
ALEJANDRO MOREANO,
BOLÍVAR ECHEVERRÍA,
JUAN PAZ Y MIÑO,
JULIO TOBAR DONOSO,
FERNANDO JURADO NOBOA,
MANUEL AGUSTÍN AGUIRRE,
JORGE SALVADOR LARA,
JORGE ZAVALA BAQUERIZO,
JORGE NÚÑEZ SÁNCHEZ,
AGUSTÍN CUEVA?

DÓNDE ESTÁ SU OBRA, QUE NO SE LA CONOCE?
SERÁ QUE SON “GENIOS” ENFATUADOS, ANÓNIMOS E IMPRODUCTIVOS, A LOS QUE NO SE LOS CONOCE PORQUE NO HAN TRASCENDIDO?
LO QUE SÉ ES QUE HAN HABIDO DISTINGUIDOS MILITARES QUE HAN PUBLICADO POR AHI BREVES ENSAYOS, NADA MÁS (QUE NO LOS PONEN SOBRE LA MEDIA DE LOS ENSAYISTAS Y ACADÉMICOS DEL PAÍS, DE NINGÚN MODO).

EN CUÁNTAS BIBLIOGRAFÍAS SE CITA SU OBRA, EN QUÉ ANTOLOGÍAS DEL PENSAMIENTO SOCIAL ECUATORIANO HAN SIDO INCLUIDOS SUS TRABAJOS?
¡NÓMBRENME SIQUIERA UNO QUE ESTÉ CERCA DE LOS ENSAYISTAS NOMBRADOS!

MENOS PETULANCIA, ALHARACA Y AUTO-BOMBO SIN BASES NI FUNDAMENTOS Y UN POCO DE ACORDE MODESTIA, POR FAVOR!

LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES, TOVARICHES.

Hay militares que han publicado libros, como Larrea Alba, Leonidas Plaza Lasso, y ensayos históricos  como Donoso Game y Miguel Iturralde. Paco Moncayo tiene un par de tomos sobre estrategia. pero nada del otro mundo.

 Un amigo médico cincuentón me invitó a su cumpleaños. Civil. Me enseña con satisfacción un diploma de un seminario…le digo: a su edad deberia estar dictando esos cursos y no recibiéndolos, prueba de que no ha sobrepasado la mediocridad.

Raul Iturralde Moncayo
Raul Iturralde Moncayo Ya lo compartí mi querido amigo Carlos Enrique Lasso Cueva. Reflexión clara y exacta
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s