Novela de Juan Marsé: “Rabos de lagartija”.

UN LIBRO DE JUAN MARSÉ: PREMIO CERVANTES.

·

Finalicé la lectura de una novela que leí muy lentamente.
el final rompe el esquema de la rutina narrativa
es como un brutal golpe de Estado literario
un bayonetazo en el ombligo del desprevenido lector
que introduce de pronto el sentido de la tragedia y la desgracia
el autor sorprende con un desenlace a la altura de sus mejores obras
de un súbito brochazo enciende de contenido a la novela
y es que se trata de la tristeza y la violencia de la vida
agrediendo los sueños
masacrando a los que nacieron abajo
(vale evocar a Los condenados de la tierra, de Fannon,
que apareció en nuestra adolescencia con un prólogo fabuloso de Sartre)
una realidad gris donde los pobres sobreviven a la patada
alguien está oculto por ahi, huyendo de la justicia,
porque es un disidente político del franquismo,
y las cosas son duras con ellos
el gobierno dictatorial no les tiene misericordia
la madre está embarazada del padre huído
y para tener qué comer se gana la vida como costurera
pero anda mal de salud
un pesquisa que anda tras el marido se va enamorando de ella
un tipo que parece tranquilo, trae de regalo latas de leche condensada
y le brinda cigarrillos a la peliroja
cuyo hijo, David, está creciendo por ahi, en ese barrio pobre de Barcelona
ella muere al dar a luz a un hijo sietemesino
la parentela cercana se hace cargo de los dos hijos
David debe trabajar, tiene talento fotográfico,
labora en un taller de fotografía y aprende mucho
se convierte en un asalariado
el huérfano debe tomar fotografías del paisaje de una huelga
la policía lo ve tomando fotos entre las rieles de los tranvías
quieren quitarle su cámara
el huye, se descuida, y el tranvía lo aplasta.
el hermano sietemesino, medio inválido,
es quien termina de contar la historia
apenas puede hablar
pero tiene a la prima Lucía que le lleva un vaso de leche con la medicina.
el destino ha desbaratado y hecho añicos a una familia sin recursos
a ratos parecía posible divisar algo de alegría
la peliroja era una abnegada madre, fiel, decente
el hijo soñaba con ubicarse de alguna forma
no aspiraba mucho, solo sobrevivir, trabajar, mirar llegar la noche,
llenar de alguna forma sus humildes días
pero la vida es cruel con los que no nacen millonarios o príncipes
con los que desde antes de nacer ya están condenados
les toca resignarse con lo que encuentran en el camino
vivir la tarde, gastar los zapatos, comer alguna cosa.
ese paisaje luce heróicamente triste
reflejando el desamparo de la pobreza
la novela es medio lenta. parecía mediocre. fui perdiendo el interés… cuando de pronto llega ese cataclísmico final que la llena de grandeza
y se opera una instantánea metamorfosis. El talento de Marsé tenía que manifestarse.

el libro me lo envió una querida amiga desde España,
muy noble y querida ella.
la novela se titula RABOS DE LAGARTIJA.
el autor es Juan Marsé,
el mismo de SI TE DICEN QUE CAI,
y de ULTIMAS TARDES CON TERESA.
el tipo es una especie de Máximo Gorky de Cataluña
siempre escribe acerca de los desamparados
acerca de los que este sistema se esmera en hacer añicos
ganó el premio Cervantes en el 2008. Gracias, Genoveva.
Terminar de leer un libro que de alguna manera impacta
deja un sabor de victoria sobre la vida en el espíritu
poder decir algo sobre el mismo suena a coherencia
es como pagar una deuda, o como devolver un favor,
asi, medio disimuladamente.

Mi amigo de Loja, el Dr. Ricardo Guamán (autor de un libro de relatos)
me obsequió otra novela de este autor
que leeré pronto: CANCIONES DE AMOR EN LOLITA’s CLUB
gentilmente ha escrito esta dedicatoria en el lujoso ejemplar que hizo venir desde la madre patria
“con todo aprecio, para Carlos Enrique Lasso Cueva.
Cumplí lo ofrecido. Este es el libro, como dice usted,
“de las Lolitas esas”.
Ya veremos qué sucede con esas Lolitas.
Si es un libro de Juan Marsé, hay que leerlo sin falta,
antes de que llegue el verano.
aunque lo más seguro es que el verano me sorprenda leyéndolo
(el verano comienza cuando debo taparme con cobija en las noches,
en el invierno acá en la costa se duerme  en paños menores).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s