LOS POETAS

LOS ADIOSES Y OTROS MALES, de Fanny Rodríguez.
Creo que nadie escribe mejor sobre el vivir existencia que Fanny Rodríguez

secamente pesimista, recopila recuerdos sobre la compilación de noches y días entregados al amor, al frenesí del sueño, a la dádiva mutua de caricias y besos, hace con ellos un museo de versos casi  tristes,  valientes

valentía de encarar la soledad que llega luego de la dichosa odisea del amor y del sexo

ella describe esa peripecia, ese mar desesperado por el que todos hemos navegado
esos descarnados capítulos de soledad y completo ostracismo

mujer que no se iusiona, que ha aprendido a ver correr el río de la vida con escepticismo

poesía sartreana que pisa la tierra desilusionada del mundo y que ha aprendido el sutil arte de la resignación combatiente

poesía introspectiva llena de sensual franqueza que navega humedecida por las aguas de su océano de versos pesimistas

“no recuerdo el nombre de mis amantes que decapité”

“la poesía está enferma, desamparada”

“es suyo este dolor residual que se ha pegado a mi costado?”

“Pero yo me fui tras un naufragio en el que caben mis monstruos y todas las pasiones de la tierra”

“el frío conmueve hasta la muerte/ venciendo el fuego de la consumación/ olisqueando amor en un plato vacío/”

“piel más desnuda que la mía no existe”

“esa luz que conduce al cuerpo/ como un imán al abismo/”

“desnúdame bajo la lluvia/ y lava este dolor/ la sangre de mi boca/

nada tengo/ ni un beso pagado que poner en mi boca”

“la muerte es un hallazgo/ un epílogo escrito por si mismo”

“mía es la sal regada en el mantel de fiesta/ mios los ojos de la incertidumbre en el espejo/ mía la mano que me saca de este sitio”

“un contrato firmado sobre la sábana de los amantes/ y una rúbrica que el sol amarilleará para siempre”

“una soledad más a fin de cuentas/ Alicia en el túnel que dibujé con mis deseos”

“mi casa cada vez más lejos atrapada en el recuerdo/ su portal inútil ungido con las hebras del último vino”

“o sobrellevamos en la penumbra el amor que nos desconoció/ la enfermedad que nos sembraron en los huesos”

“pronto arderá en la pira nuestra amante carne desarmada”

“el grito se ha ido pero crepita la llama que te trajo a casa vuelta cenizas”

 

mujer introvertida, muy definida en su interior, llena de fuerza, pequeña de estatura, con un semblante no exento de femenina dulzura, ojos intensos como de niña adulta

no obstante, cuántos secretos conoce

su poesía es como un río casi del todo triste pero diáfano, profundo, poderoso

experta poesía madura pero fresca

llena de implícita esperanza y combatividad para esperar el nuevo día

autenticidad a flor de piel en una poeta que sabe mirar al sol de frente, y que no le teme a la noche, al silencio

me alegré de conocerla en el Festival Internacional de poesía en paralelo cero 2016

me honró compartir con ella diálogos, recitales, jornadas con que se enriquecieron nuestras vidas

es directora del Colectivo Quilago: Sociedad de Letras

la calcomanía que me obsequió la he pegado en el anaquel junto a mi escritorio

su blog: www.colectivoquilago.blogspot.com

dice: “vagamos los pequeños minotauros/ hasta dar con los nudillos en la puerta de la soledad”

“levántate,dios  de los que imploran/ y apaga la luz cuando cierres esta página”.

————————————————————————–
ANIMAL NO IDENTIFICADO, DE ROLANDO KATTAN.
Poeta centroamericano, de ascendencia palestina. Hondureño. Poesía vital que sale de la tierra, de la vida, de la bulla y el silencio, del reencuentro con la soledad y la memoria, descifrando el destino. Conocemos esa poesía sobre todo por medio de Roque Dalton, Otto René Castillo, Leonel Rugama, héroes y mitos culturales y revolucionarios de esa región con dos mares.
La reflexión de Kattan es sutil y serena, enfrentando los días de la vida. “Pero tú insistes en embellecer mi cabeza,como las flores insisten en embellecer las tumbas olvidadas”, “y los amantes que sobre todas las cosas se despeinan/ cuando se besan y se aman/ por eso les digo:/ hay que desconfiar de un amor que no se despeina”, “los cisnes negros, porque no fueron creados por dios sino por un poeta”,”como una orquidea blanca navegando en un río/ antes que vengan los animales que todo lo devoran”…
Serena sabiduría de la existencia, con un inconfundible signo estóico. “No te entretengas más porque se morirá otra vez el mar/ aprende de las flores que nacen de las tumbas olvidadas”.
Fatalismo estóico heredado de la mejor y más añeja poesía española que tuvo descendientes en esta tierra de América, sobre todo en héroes como los citados que murieron jóvenes.Hay algo como un dominio del arte de vivir en su poesía.
Kattan sale de una tenaz encrucijada de ternura acribillada, defendiendo la dulce herencia poética de nuestra tierra: “un poema puede llegar a ser eterno / sobrevivir al fuego/ saltar de la tierra al papiro/ y del papiro a la memoria/ para ponerse a salvo”. “El cielo es ahora el único horizonte”.”Pueden inventar un país/ alrededor del árbol y la piedra/ que ha de sobrevivirles”. “Nadie puede cambiar el pasado/ pero alguien que ensaya mi muerte/ destruye la ciudad que recorrí contigo”.
Poeta de metáforas seguras y sólidas, que anda de viajero, encontrando hermanos en distintas partes del mundo. A donde va lo quieren a él y al hermoso mensaje poetico que carga en su mochila, ahi guarda sus armoniosos  descubrimientos. Dije de él: “es una extraña mezcla de Indiana Jones y Ernest Hemingway”. Dice:”Nadie puede imaginar un otoño en Enero/ si no se puede fingir el amor que no es todavía”. Kattan es alguien que sonará mucho en los años venideros. Rolando dejó muy cordiales recuerdos entre sus camaradas poetas de varios lugares del continente, que participamos en el Festival Internacional de Poesía en Paralelo Cero 2016, celebrado del 13 al 18 de Marzo en Quito y otros lugares del Ecuador.
 ————————————————————————-
LA REVOLUCION DE TUS CUERPOS, DE SANTIAGO GRIJALVA.

Leer la ópera prima de Santiago Grijalva (“la revolución de tus cuerpos”) es entrar en una zona bienaventurada de la poesía. Precocidad, desenfado, profundidad, alto vuelo lírico, maneja imágenes como si hubiera nacido con ellas, como si las coleccionara y guardara en sus bolsillos, como si las tuviera de sobra, y lanza granadas sobre el día mientras permanece sereno y gentil caminando sobre la hierba. Y todo lo hace con una suave simpleza, con un delicado timbre, como si no se tratara sino de un fácil oficio cotidiano.

 

“y tus palabras pedirán mi retorno”

“son las despedidas que dan sintaxis a esta historia”

“llegarás un día soledad mascarada/ con nombre de mujer solitaria/ para dibujarte/ en sucias paredes sin nombres”

“tú sola has de nombrar a ese  que debería ser yo/ tal vez con otras letras y con diferentes nombres”

“sentados en  la nada, en una plaza con un amigo a la mano/ preguntándole al aire/

“bajo esos tristes árboles azotados por la lluvia/ donde los duendes bailan al compás de sus pupilas/embarcados en un viaje sin nombre/ a la puerta de un hotel/ en un amanecer/”

“cuando la lluvia no era más que la única forma/ de resbalar por tu cuerpo / cambiando la tormenta en breve brisa de verano/ Esa tarde cuando la lluvia lava el mundo/ me obligo a recordarte/

“tu amor me enseñó a estar furioso/ ante un sistema que prohibe la vida/ y legaliza la muerte/ esta noche me acuesto contigo/ ¡qué mejor revolución que esta!”

“dormir el sueño cuando la esperanza se pierde a/ golpes, en agujeros que dan al olvido/en retóricas que devuelven al pasado/ como un mirlo mofándose de la vida/ que abraza a la pálida muerte/ día tras día/

 

En poetas jóvenes como Santiago Grijalva se siente la herencia centroamericana de heróicos poetas difuntos, sobre todo como Otto René Castillo y Roque Dalton, sin olvidar una tenue cercanía a Javier Heraud, y se evidencia en ese afán realista de describir la vida bajo un fondo musical combatiente… ese tono de diálogo tierno y secreto que es su estilo, mencionando las cosas de la vida como cotidianos azahares que acompañan inevitablemente en la travesía, los detalles próximos que marcan tantas coyunturas existenciales.

 

“qué absurdo y extenuante es el mundo/ cuando lo miras desde arriba”

“paredes blancas y un poco de café/ construyen tu rostro/ alguien alguna noche/ ha de extrañar la alfombra”

“llegas de  forma inadvertida como pronósticos/ horóscopos/  como quien busca  a una mujer nombrada/ con palabras simples/
“creo que estas palabras fueron tuyas al cruzarte  en lo inadvertido que puede ser la realidad/
“Tenía que haberlo hecho/  pero los mejores versos se escriben en el viento/ Muchacha triste de ojos firmes/ con tu labio que no muerdo/ por respeto a lo que he dibujado/”

“pero tú, amor mío/ semiótica de monótonas cartas de amor/ no eres más que un café con promesas/

 

un secreto pesimismo heróico ronda su poesía, un templado estoicismo que ve la realidad sin ilusiones pero que al mismo tiempo embiste porque está colmado de ansias -pese a la realidad deshumanizada- de saborear todos los néctares del mundo.

 

si la nueva poesía ecuatoriana va a estar representada por gente como Santiago Grijalva debemos dar gracias a los dioses y estar satisfechos de que la antigua herencia del canto que acompañó nuestras viejas plegarias revolucionarias ha ido a parar en buenas manos. El será uno de los nuevos sacerdotes de nuestras secretas ceremonias. El “conservará el cántico y las armas, la fe en el agua…” (“época de lluvias”).

 

“un dulce trino era su voz por la mañana/ pero qué estruendoso su amor al amanecer”.

………………………………………………………………………………………………………………….

 

 

 

VERSOS PERVERSOS.

DE IVAN PETROFF ROJAS.

Acotaciones de Carlos Lasso Cueva. 4 de Julio del 2012.

 

En lo caliente debo comentar este hermoso libro, impresionante y diáfano en la nomenclatura de las cosas pertinentes al oficio de pertenecer al mundo que da la vuelta sobre si mismo en cada tarde. Libro pertinente en el empleo de la metáfora incesante. Columpio que se desplaza en el aire del sueño y de la vida, incansable.

 

Cada página es un deslumbramiento del fuego y sus incendios. Camina cada página gritando las fórmulas de rescatar el oficio, de revivirlo en la jornada que puede ser siniestra. Lo abrí con la curiosidad de hallar un deslumbramiento que empieza a florecer en cada verso. Qué calidad del fuego de la vida! Qué múltiple sentencia disparada hacia el sol y la sonrisa irremediable!. Asombrosa fogata que  divide a la vida en cien pedazos y la estrecha de manera codiciosa. Inspirado hablar  del “orificio de niñas caprichosas” o del “idioma sembrado para siempre en el ojo”. Erótico enfoque de “tocar sus nalgas duras en la piel de la fruta”. Estóico pesimismo de “los condenados a imaginar el canto del vino y la aceituna”. Y qué decir de los “cuellos estrangulados en la ferocidad del ritmo”, o de los “gatos crucificados por la culpa” o de los “negros cuerpos monódicos que disuelven sus caricias”, o de la “pequeña tórtola que se alimenta en el ritmo tapizado del músculo…junto a los pezones que conjugan la hierba del invierno” donde el poeta se detiene “a oir la miel subterránea de la vida donde me refugio del trueno”, y ahi encuentra a “los lobos recuperados desde sus fauces para desafinar el mundo”.

 

En esta templada tarde de Julio en Guayaquil tuve cita con este afortunado libro editado por la Prefectura azuaya. Desde el comienzo me di cuenta que se me reservaba un banquete de versos pródigos,  de cánticos afortunados, de exquisitas metáforas trasladadas por su magia de página en página. Me enteré de las “presentes ausencias de mi tímida sombra…en la ventana apolillada de la lluvia”, de “la edad del mar encerrada en el tabernáculo azul de la distancia”, de los “animales detenidos en el vuelo de la noche, vieja estela del cometa sin historia”, y vi al “hombre fusilado en el paraninfo del destino… (y al) “pensamiento  sin cadenas retoñando sin cesar en la sabiduría de la alfalfa”. Escuché “la música de stokhausen, tempestad abierta por los huertos ensangrentados de abril”.

 

Petroff es  un privilegiado huésped del hotel de los avatares existenciales constructores, que habla del “ala emplumada que descansa en los párpados del maquillaje, altares templados en el rigor de la piedra”, a quien “los fonemas esperan agrios en sus cofres de música”, que conoce de los “amores que renuncian a su infinita rúbrica”., y que describe al “amor explosionando por la boca del viento, hoces que cortan las cuerdas del canto (mientras CLC) el mar se extiende en su banquete”. Habla de “las vírgenes de alambre…entre códigos de pólem” y de la “garganta dilatada en el llanto de los viajeros olvidados la saliva hilvana póstumos abrazos, corta la navaja del día, la mano en el hombro de la vida” .

 

Cada página un descubrimiento feliz que ha quedado subrayado por mi incansable bolígrafo de tinta negra. He recorrido el libro en un santiamén, dichoso de conocer muchas respuestas. Me he enterado que la luz existe y brilla todavía. Que el viento sopla purificador en las entrañas de la noche.  De aquí en adelante recordaré a “los que se resignan apacentando su propia furia” y a los que “persiguen mariposas extinguidas”. Recordaré a “los jilgueros, raudos que silban escarmenando voces escondidas que vociferan las aguas” y a la “espada acusadora buscando la mano de la noche”,  a la “espada que salta sin la altura de la espiga…para volver a la cosecha del viento y su retorno”.

 

Me costará tiempo y esfuerzo olvidar proclamas como la de la última página en que este tan respetable poeta menciona …que “los toldos cubren el brazo más pequeño de la sombra” cuando “mis versos que sangran en el chorro del grito, orígenes del color en las narices resfriadas del fuego, mis uñas, tu pelo, mi garganta, tu eslabón perdido, teclas de un acorde que van armando la melodía insistente de tu cuerpo amanecido”.

 

En la dedicatoria, escrita en su residencia el 15 de Junio del año que corre ha anotado que estos son “versos que hablan de la vida y sus sensaciones”. No solo de eso. He encontrado sugerencias felices acerca del combate de la vida con el agua, me ha hecho meditar en el tiempo fértil de la palabra. Y sobre todo me ha obligado a reflexionar sobre los antiguos valores estéticos subrayados fehacientemente por su talento poético. Afortunado he sido de leer esta muestra de excelente poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s