CIEN AÑOS DE GALO PLAZA LASSO: por Jorge Salvador Lara

por Jorge Salvador Lara

Tomado de El Comercio 13 III 2006

 

El Ecuador ha celebrado con innegable afecto el primer centenario del nacimiento del Presidente Galo Plaza Lasso y se apresta a levantarle un monumento en Quito. Velasco Ibarra y Ponce ya lo tienen: los gobiernos sucesivos de los tres, 1948 a 1960 constituyen la época de oro del Ecuador del siglo XX.

 

Galo nació en Nueva York el 17 de Febrero de 1906, primogénitodel General Leonidas Plaza Gutiérrez, uno de los jefes de la revolución  liberal de 1895, hasta poco antes Presidente de la República y a la sazón Plenipotenciario del Ecuador en los Estados Unidos de América, cargo al que renunció enseguida ante la nueva dictadura de Alfaro. Su madre fue Doña Avelina Lasso Ascásubi, perteneciente a la más antigua aristocracia quiteña, descendiente del Capitán Don Diego de Sandova, cofundador de Quito y Guayaquil, y de los próceres del 10 de Agosto de 1809 Salinas y Ascásubi, victimados el 2 de Agosto de 1810.

 

Cursó la primaria en la escueladel educador católico Dr. Pedro Pablo Borja Yerovi, recién fundada como reacción al naciente cesarismo educaativo, y la  secundaria en el Instituto Mejía, primer colegio “laico de estricta observancia”creado por Alfaro. La educación superior la recibióen los Estados Unidos, en las universidades de California (agricultura), Maryland (economía) y Georgetown, de los jesuítas (diplomacia). Matizó sus estudios practicando fútbol y toreo en Ecuador, y vendiendo manzanas en Nueva York durante la crisis de 1929-1930.

 

Antes de ejercer la presidencia, Plaza fue agregado civil en la legación del Ecuador en Washington; Concejal de Quito y Presidente del Cabildo municipal; jefe de la delegación a la Olimpiada Bolivariana de Bogotá; Ministro de Defensa del Presidente Mosquera Narváez -disolvió la Asamblea Constituyente de 1938, su único pecadillo antidemocrático: Embajador en Washington durante el II Velasquismo; delegado a la Conferencia Panamericana de Chapultepec; cofundador de la Organización de las Naciones Unidas(ONU) y promotor del Movimiento Cívico Democrático Nacional (MCDN) que le llevó al Senado, primero, y luego a la Presidencia de la República.

 

Elegido mediante libre sufragio, gobernó desde 1948 hasta 1952, primer mandatario que completó su período en el largo lapso de 24 caóticos años en los que el Ecuador tuvo 22 gobiernos y 29 Jefes de Estado ¡casi un presidente por año en vez de seis! Durante su mandato el terremoto de Ambato dejó semidestruida a la hermosa urbe, sepultada a Pelileo y arrasada a Píllaro, más de 8.000 muertos, cientos de heridos y millares de viviendas derruídas. Plaza de inmediato inició eficaces medidas de reconstrucción, presentes la solidaridad nacional y la internacional. Pese a la tragedia, su acción de gobierno, no bien apreciada por la pertinaz, urticante y demoledora crítica que entre nosotros minimiza toda realización,  fue poco a poco reconocida como amplia, profunda, planificada y progresista. Basta citar el I Censo Nacional de Población y la incorporación del Ecuador al mercado mundial del banano.

 

ANEXO:

COMENTARIO DE DON MARCELO RUBIO CASTRO, EN EL FACEBOOK: MURO DE MIGNON PLAZA. (autorizado por Marcelo).

Galo Plaza se ganó el título de paladín de la democracia. Su período presidencial es reconocido como un símbolo de respeto y tolerancia. Fue un convencido de las libertades y derechos ciudadanos, tanto que una anécdota recuerda que en ese tiempo se publicaba la revista de fuerte oposición “Momento”, dedicada a criticar duramente la gestión de su gobierno, la misma que un buen día no publicó y Plaza al enterarse que no había circulado porque se había quedado sin papel. Sin más trámite, el presidente Plaza ordenó que inmediatamente enviaran suficiente papel a la revista para que pudiera imprimirse y circular.
El Presidente Plaza siempre dio testimonio de respeto y absoluta tolerancia a sus opositores y a la prensa como un auténtico demócrata, que obraba como pensaba. Siempre decía que una prensa libre era muy necesaria para el país y para el Gobierno, convencido que solo la crítica opositora le podía mostrar sus errores y los desvíos y posibles corruptelas de sus colaboradores, lo que generalmente es ocultada por esbirros y ditiritamberos que pululan en los círculos íntimos de poder. Él sabía que solo el respeto y tolerancia le garantizaba tener información auténtica y gratuita para detectar errores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s