JORGE HUGO RENGEL: LA REVOLUCIÓN DE 1895 Y LA CULTURA DE LOJA.

 

Tomado de El Universo: 4 VII 1995.

La revolución de 1895 fue la culminación de una larga lucha económica, política y social -que se inicia en Manabí en 1865- que conmovió la nación. No hubo ecuatoriano que dejara de participar, directa o indirectamente, en esta contienda. No hubo un solo rincón de la patria que no reciba el baño vivificador de la sangre de los mártires libertadores.

La Revolución de Alfaro tuvo especial significación en Loja. Las clases medias de la ciudad y el campo, tomaron las armas para luchar contra la dominación feudal que había dividido a los habitantes del Ecuador en señores y vasallos. Se combatió tenazmente en las plazas y las calles; en los desfiladeros, valles y montañas. Hombres nuevos, surgidos de las aldeas, los talleres y las fincas, como Manuel Benigno Cueva Betancourt, Andrés Duarte, José María Ayora, Manuel E. Rengel, Lauro Guerrero, Eliseo Paz y cien más,, representaron a Loja en las batalals jurídica y militar, y en su espíritu rebelde de inconformidad contra el pasado. Paz, Guerrero y Rengel, militaron en la columna Vargas Torres, símbolo de la pujanza y el heroismo de los montoneros lojanos.

La lucha en la provincia de Loja se caracterizó por un dramatismo digno de recordarse en la historia y de relevarse en las páginas de la literatura. Ojalá los nuevos relatistas recojan su tradición heróica que vive en las ciudades y los pequeños burgos lojanos.

Eloy Alfaro preguntó al Dr. Manuel Benigno Cueva, Jefe Civil y Militar de Loja y futuro Vicepresidente de la República, sobre las aspiraciones inmediatas de Loja. Cueva Betancourt le respondió: cultura y vialidad. Alfaro respondió de inmediato creando la Facultadde Jurisprudencia, fundando escuelas, y contratando a técnicos franceses el estudio de la posibilidad del ferrocarril Puerto Bolívar-Loja-Zamora. Al cumplirse un siglo del 5 de Juniode 1895, una magnífica carretera une Puerto Bolívar-Loja-Zamora, y la Universidad Nacional de Loja funciona a plenitud.

Si, en efecto, el general Eloy Alfaro, como Jefe Supremo de la República, mediante decreto del 26 de Diciembre de 1895, creó la Facultad de Jurisprudencia -como Junta Universitaria adscrita al Colegio Bernardo Valdivieso – que resultó el núcleo de la Universidad Nacional de Loja, fundada por el Presidente Constitucional de la República el 9 de Octubre de 1943, e inaugurada el 18 de Noviembre de dicho año.

La Revolución del 5 de Junio de 1895 dió a las clases medias de Loja la posibilidad de que sus hijos -carentes de medios para realizar estudios universitarios en otras ciudades de la República – puedan ser abogados de los juzgados y tribunales de la República. Y enseñó, de paso, que la sabiduría es un camino de elevación social de las personas.

La escuela Miguel Riofrío fue también fundada por el general Alfaro en 1895. En ella aprendimos a leer y escribir los hijos de los liberales de Loja.

He creído necesario puntualizar estos hechos históricos, que permitieron a la juventud de las clases medias ingresar a las aulas universitarias y ser útiles a la sociedad y a la nación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s