La cosmovisión andina precapitalista y la opinión de Manuel Agustín Aguirre.

por Carlos Lasso Cueva.

Esto de la “cosmovisión andina precapitalista” hace hablar en esperanto a los japoneses y en el antiguo sánscrito a los marcianos, según se ve.
qué dificil se le va haciendo a alguna gente tener un poco de objetividad.
Se dan con la piedra en los dientes y continúan hablando de “éxito rotundo”. Están más divididos, derrotados y demolidos que nunca y lo peor es que no se dan cuenta.
Cae un tremendo aguacero, están a campo abierto, descubiertos, pero dicen que “no se mojan”. Qué clase de fenómeno es éste?
Por otro lado, ese “paro indefinido” de trabajadores decretado por los mariscales del sindicalismo economicista, en qué quedó? supieron algo al respecto?
Hay que aterrizar, hay que ver objetivamente la realidad, y dejarse de cursilerías hiperbólicas que más bien hacen daño a la apreciación concreta y veraz de las cosas. Solo la verdad es revolucionaria. El lirismo light de la pequeña burguesía académica no encaja en el análisis de las contradicciones del proceso de desarrollo del subdesarrollo dentro del capitalismo.
Aunque exagerar y trastocar el plenilunio electromagnético del cachullapi y la tripa misqui puede hacer bien a las donaciones que acaso podrían venir para determinadas fundaciones. A los mecenas europeos hay que decirles que todo salió chévere.
(no digo que esta sea la intención precisa de este artículo, en absoluto. hablo de la tendencia a exagerar en general, de un sector que de sobra conocemos. Sobre el articulista en cuestión lo que digo es que está completamente equivocado, de seguro de muy buena fe: de eso no dudo, en lo más mínimo).
Pero lo que veo es que se estrellan, no consiguen sus objetivos, hacen el ridículo, manipulan masas con errónea estrategia conduciéndolas al fracaso y dicen que están airosos, que han triunfado, que todo fue victoria. Y por ahi deambulan, emocionados, imaginando cosas, internándose en el sendero del surrealismo.
Alguien no está pisando la tierra sino caminando en las nubes.
Conste que no he pensado siquiera que se ha intensificado el consumo de ayaguasca. Ni lo he pensado ni lo he dicho.
Pero en Macondo siguen ocurriendo cosas inverosímiles: el día es noche, el sol brilla intensamente a las 3 de la madrugada, los burros vuelan y hay enormes pepas de oro colgadas de los árboles de mango.
Carlos Pérez y Salvador Quispe son mejores estrategas que Napoleón, Julio César y Simón Bolívar…estos dos dominan la dialéctica del desenvolvimiento histórico, evidentemente.
No es cierto?

En las Memorias del Segundo Congreso de la CONAIE (1989), según cita Agustín Cueva en su ponencia “Los Movimientos Sociales en el Ecuador Contemporáneo: el caso del movimiento indígena”, aparece que ésta se define como “una organización del pueblo oprimido y explotado, y nuestra lucha es de carácter anticolonialista, anticapitalista y antimperialista”…

Recuerdo el viaje del Presidente Lucio Gutiérrez (fue candidato oficial de la CONAIE) a Washington, con todo su caracterizado equipo económico neoliberal (Ec. Mauricio Pozo, Don Guillermo Lasso), la entrevista con el presidente republicano George Bush, la declaración de ser “el mejor amigo de USA”, la alegre entrevista con los dignatarios del BM, en compañía de la entonces Canciller de la República, Dra. Nina Pacari, de la CONAIE.

ANEXO:

La CONAIE,luego de una reunión plenaria de sus máximos dirigentes que no saben dónde están parados, declara que la marcha indígena fue un éxito.
Oi a su excelencia decir que se les aplicará todo el rigor de la ley a los que participaron en hechos de violencia.
Carlos Pérez informando en TV que se cerrarían carreteras y que estaban rodeando Carondelet para tomárselo. Estaba seguro de realizar esa hazaña.
Salvador Quispe con una reja atacando al cordón policial.
Esa masa que haciendo sacrificios se movilizó desde el sur para nada, debe haber quedado frustrada y defraudada, arrepentida de haberse dejado convencer por una mala, desacertada, inoportuna y ridícula estrategia.
Creyeron que eran bellos, sus adalides, y que podrían cambiar la historia a punta de desaforado voluntarismo.
El paro indefinido decretado por los líderes economicistas del sindicalismo quedó en nada, fue un cero. Lo que consiguieron fue fortalecer al ejecutivo.
Aqui, para mis adentros, me pregunto: cuándo comenzarán los juicios y las detenciones de los violentos? Entonces se podrá verificar que fue realmente la marcha un “éxito rotundo”.
Fue un desastre, una completa derrota, y no tienen la suficiente visión para reconocer este hecho. Asi, se convierten en un conglomerado perdido en la nebulosa gris y destructiva de un terremoto.
El indigenismo no tiene opción de poder como etnia, y su perspectiva es la consolidación del capitalismo cholo.
Eso de la plurinacionalidad es una guitarra sin cuerdas.
Alguien ironizaba sobre la división del Ecuador en varias Repúblicas: la ashuar, la huaoroni, la de los llamados montuvios que reclaman ser una etnia única y específica, la de los Otavalos. de los Sachilas…Una yugoslavización que no tiene cabida en la lógica histórica del capitalismo transnacional impuesto en estos minutos.
Con el desarrollo y la expansión del capitalismo desaparecerán las etnias, el síndrome de la Pacha mama, y todos se integrarán al intercambio mercantil como proletarios y como burgueses.
Suspirar melancólicamente y defender que los rezagos precapitalistas de la cosmovisión andina pueden ser la vanguardia para una transformación social estructural solo es producto del delirium tremens producido por la ingestión de altas dosis de ayaguasca.
Debería dictarse una ley determinando el control de esta sustancia que produce visiones, esquizofrenia, marchas inoportunas y declaraciones delirantes, tumultos y grescas con palos y postes contra los policías.
Los indios son algo más del 6% de la población (son muchos más pero muchos se averguenzan de declararse indios). Una porción está con el gobierno, otra con Lasso, y lo que queda está dividido entre dirigentes con grandes apetitos de figureteo y de poder político y por ende monetario.
Lo fundamental que deberian hacer es dedicarse a defender la soberania alimentaria y la democratización de las fuentes de agua. Les queda la resistencia a la minería extractiva que les contaminará gravemente en esas zonas. Pero no pisan la tierra, se sobredimensionan y diluyen la esencia de sus planteamientos que quedan desfigurados por su ansiedad politiquera. O piensan que el exhibicionismo de sus portentosos estrategas es gratuito? Asi debilitan los aspectos programáticos que más deberían fortalecer, que se esfuman cuando aclamados por la extrema derecha marchan ofuscados “a tomarse Carondelet”, como declaró -imprudentemente, ante las cámaras de TV- Carlos Pérez.

ANEXO:

 

La expansión mercantil industrial capitalista avanza y estas etnias dejarán de ser tales en ese proceso para convertirse en clases sociales, plenamente integradas al mercantilismo y al trabajo asalariado. El generoso y romántico paternalismo hacia los indígenas no tiene ningún relieve ahi. Son formas precapitalistas involucradas en esa lógica. Es un proceso que se va operando a diario, indeteniblemente.

OPINIÓN DE MANUEL AGUSTÍN AGUIRRE:

sobre la plurinacionalidad

…Manuel Agustín Aguirre: “Marx ante América Latina”. pag. 88

…El problema indígena se liga al concepto clase y establece una confluencia o aliación del indigenismo y la revolución. Por otra parte, las tesis sostienen que en la tradición colectivista de las comunidades indígenas que han recibido todos los embates, se encuentra la base de la socialización de la tierra ya que pueden transformarse en cooperativas.
En confrontación polémica con estas tesis, especialmente los funcionarios de la Tercera Internacional, sostienen que la cuestión indígena, sin dejar de ser una cuestión agraria, es fundamentalmente de carácter nacional y que hay que ligarla a la consigna de la autodeterminación de los pueblos.

Esto que lleva a tales absurdos como el del estalinista Jorge Obando, que hace de Bolivia un Estado multinacional similar al de Rusia, que oprime a 34 nacionalidades. En el Perú, debían formarse por lo menos dos repúblicas: una quechua y otra aymará y asi por el estilo. Y si enunciamos estos errores es porque aún en la actualidad, ciertos llamados antropólogos y sociólogos trasnochados, han comenzado a hablar de ciertos grupos étnicos existentes en el Ecuador de hoy, a los que habría que aplicarles la tesis de la autodeterminación nacional. ¡Hasta donde llega la aplicación mecánica de ciertas teorías!

anexo del 16 XII 2016: CLC
empieza en el paisito la represiva y sangienta fiesta de la minería. esto se veía venir.
como siempre he dicho, el sistema no es ecologista.
El Estado buscará ganancias económicas sea como sea y nadie podrá impedirlo, al margen de cualquier consideración humanística.
Aquello de los intereses de las comunidades indígenas, las pequeñas tribus no contactadas, es algo que para el sistema son pamplinas que no le interesan en absoluto. Todo ese discursito sobre la Pachamama y los derechos ancestrales son a lo sumo rezagos precapitalistas de la subdesarrollada periferia, destinados a desaparecer en aras de la acumulación de capital que va homogenizando el mundo a rajatabla.
Esos grupos ancestrales deberán adaptarse a la civilización porque no les quedará más remedio. Es la lógica inapelable del sistema. No suena romántico ni idílico, pero es la norma inexorable del progreso capitalista.
Todo eso ha sido y será arrollado por la civilización capitalista que se preocupa únicamente del tanto por ciento que va a ganar.
Las delicadezas antropológicas académicas no entran en sus análisis ni encajan en sus cálculos.
Todo atisbo de humanismo es derrumbado por el Tsunami de la implacable búsqueda monetaria.
Si hay que reprimir y matar gente es considerado un factor que solo entra a la postre en la fría estadística insignificante del progreso industrial. La búsqueda de divisas no escatima nada. Ahi no entra el mínimo sentimentalismo. Las transnacionales y los Estados no tienen sentimientos ni alma. La civilización capitalista crece, se expande, llegando a todos los confines de la tierra, no importa que sea regando sangre. Rosa Luxemburgo y Karl Marx explicaron esto hace mucho tiempo.
La mentalidad crematística arrollará y destrozará cualquier obstáculo que se le oponga para conseguir sus propósitos.
Si es de emplear la fuerza bruta para conseguir sus fines lo hará como lo ha hecho siempre en todos los países.
Exterminará gente, perpetrará masacres, porque esta es su peculiar naturaleza.
Imponer el valor de cambio en todos los rincones del mundo es su divisa intransigente que no tolera obstáculos.
La fuerza bruta del Estado se impondrá para servir a los negocios públicos y privados del capital.
Lo demás es poesía, y el sistema no tiene nada de poético. Si tiene que ser sanguinario lo será, porque eso está en la esencia de su naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s