NAPOLEÓN BONAPARTE.

Napoleón: de Andre Maurois y Maria del Sol López

Por: Carlos Lasso Cueva
Se publicó en Meridiano el Martes 14 de Abril del 2015.

Nació el 15 de Agosto de 1769 en Ajaccio, hijo de Leticia Remolino, a la que Stendhal definió como de «firme y ardiente carácter». Su padre, Carlos Bonaparte, capituló ante el invasor francés para salvar del hambre a su familia. Precisamente este amor a la familia sería, a lo largo de su vida, más un inconveniente que una ventaja. Su instinto de protección le llevó a elevar a la categoría de reyes, principes y duques a la mayoría de sus siete hermanos, cuya ineptitud y poca fidelidad le crearían graves problemas. Así José, el primogénito, fue rey de Nápoles y de España; Luis, coronel de Dragones y Rey de Holanda; Jerónimo, rey de Westfalia: Elisa, gran duquesa de Toscana; Carolina, esposa de Murat y reina de Nápoles: Paulina, princesa Borchese, y Luciano, diputado, ministro del interior, embajador en Portugal y príncipe de Camino, entre otros (en ocho años Napoleón fundó la Orden de la Legión de Honor y creó 4 príncipes, 30 duques, 388 condes y 1090 Barones).

Pero los historiadores destacan que la única que sentía verdadero cariño por Napoleón era Paulina, cuyas aventuras amorosas dieron mucho de que hablar en esa época. Las intrigas familiares y los quebraderos de cabeza que todos estos personajes produjeron en Napoleón no tendrían fin. «Habría sido mucho más conveniente para él no tener familia», dijo, uno de sus biógrafos. Raúl Andrade publicó un artículo sobre este dama el 5 XI 1980, titulado «Visita a la Venus Imperial». Ella posó desnuda para Cánova, el escultor que hizo esa estatua, que se conserva. Andrade dice: «de las hermanas de Bonaparte, Paulina fue la única que mereció el parentesco. Las otras fueron unas burguesas mediocres, unas arribistas insatisfechas». Ella acompañó a su primer marido, el general Leclerc, a aplastar la sublevación de Louverture, en Santo Domingo: este episodio histórico fue novelado por Alejo Carpentier en El Reino de Este Mundo. Está enterrada en el panteón de los Bourghese, la familia de su segundo marido, «junto a los Papas». Fue la única hermana que visitó a Napoleón en la isla de Elba. Hasta empeñó sus propiedades para ayudarlo. Paulina fue amante del general mulato Dumas, padre del novelista Alejandro Dumas: el apellido era de una mulata haitiana que fue su abuela.

En 1779, su padre, contando con la recomendación del rey de Córcega, obtuvo del rey Luis XV la confirmación del título italiano de nobleza. El futuro Emperador tenía un carácter hosco y taciturno, amante de la soledad, su mirada era fría y sombría. Fue muy displicente con Humboldt, que le pidió una audiencia: «me dicen, señor, que colecciona plantas. Eso también hace mi mujer».

En esa época aparecía el capital industrial, sobre el arcaico artesanado, como forma de producción. El desarrollo del capitalismo se aceleraba en Francia. La nobleza, con el 2,5% de la población, poseía, con el clero, la mayoría de la propiedad territorial. El resto de la población, el 95%, constituía el tercer Estado. La autora da explicaciones sobre la división social y la crisis económica de Francia y sobre la pugna comercial y mercantil con Inglaterra, cuyo desarrollo industrial era superior al de Europa y Napoleón era un obstáculo para que ingresen en ella sus manufacturas.

Robespierre desencadenó el reinado del terror en 1793, del que él mismo sería víctima. Barras, el diputado que mandó a los soldados que detuvieran a Robespierre, dio a Bonaparte la misión de ametrallar a la multitud que se dirigía al Palacio de las Tullerías para protestar contra la nueva Constitución (la multitud fue reprimida a cañonazos y hubo una masacre), y en 1799 tuvo lugar el 18 Brumario. Robespierre había sido capturado el 26 de Julio de 1794. Napoleón era amigo de Agustín Robespierre, hermano de Maximiliano.

El general conde de Beauharnais fue un aristócrata ejecutado por Robespierre durante su dictadura jacobina. Su viuda, Josefina, era 6 años mayor que Napoleón. Su verdadero nombre fue Josefina Tascher de la Pagerie, Había logrado sobrevivir gracias a sus hechizos personales. Se supo de su conducta escandalosa con Gohier y Barras. El destino y las circunstancias ponen en el camino de este voluntarioso general de 27 años a Josefina Beauharnais, que en esos momentos es la amante de Barras. Su marido, Alejandro Beauharnais, acusado de monárquico, es ejecutado en los días del terror. Era mayor a ella con varias décadas. Napoleón, aunque hidalgo, vivió siempre en la más completa pobreza. Es un corso, un extranjero sin títulos de nobleza. Un don nadie. Mientras, Josefina perteneció por su primer matrimonio a la nobleza de Francia; su esposo descendía de los reyes suecos Gustavo Vasa y Cristian II. Nieta de Josefina fue Josefina de Leuchtenberg (hija de Eugenio de Beaucharnais, primer duque de Leuchtenberg: ella se casó con Oscar, príncipe heredero de Suecia y Noruega y ocupó ese trono. Ella fue reina de Suecia y Noruega, al igual que sus hijos Carlos y Oscar. Su nieto Maximiliamo era duque y se casó con la princesa María Romanov, hija del zar de Rusia. Sus hijos fueron miembros de la familia imperial rusa. Josefina tuvo una afortunada e ilustre descendencia. Cuando Napoleón se va a realizar la campaña de Italia, ella fue amante de Carlos Hipólito, que viajó con ella de París a Milán. Sólo por razones de Estado será coronada emperatriz. Por la descendencia con su anterior marido, es el tronco de varias monarquías europeas aún vigentes

Frente al militar aristócrata y despegado, Napoleón forjó la imagen del compañero de armas, del jefe que no hace valer su situación de privilegio para eludir privaciones y penalidades. En este aspecto, nos hace recordar a los presidentes ecuatorianos Urbina y Veintimilla.

Su hermano José, se casó con la hija de un rico comerciante marsellés: Julia Clary. Napoleón puso sus ojos en su cuñada Desirée Clary, que no le correspondió. Ella se casó con el general francés Bernardote y son los antepasados del actual Rey de Suecia. Viviendo la familia Bonaparte en Marsella, su madre, Leticia, debido a la pobreza, se convirtió en amante del padre de estas dos mujeres.

En los últimos años de su vida rememora que «durante 20 años había desafiado incansablemente a la Europa reaccionaria y ahora esta lo anatemizaba en el Congreso de Viena. Ahí estaban el Zar Alejandro de todas las Rusias, el emperador Francisco de Austria-Hungría, el rey Federico de Prusia, el príncipe Meternich, alma y astucia de aquella coalición reaccionaria, y lord Castlereahg, en representación de la obstinada Inglaterra, para declararle fuera de la ley y hacer imposible la segunda parte del sueño imperial». Napoleón difundió las tesis de la Revolución Francesa por toda Europa, aboliendo los privilegios feudales y la servidumbre, y estableciendo la libertad de culto. Amplió y democratizó el sistema educativo favoreciendo que todas las clases sociales tengan acceso a la enseñanza. En este aspecto fue un poderoso factor de progreso. Modernizó al continente jurídica e institucionalmente. Estableció un código penal, el código de comercio, el banco central y centralizó la administración pública. «Las desigualdades sociales basadas en el nacimiento y el privilegio fueron reemplazadas por las desigualdades burguesas basadas en el dinero». La Enciclopedia Británica dice que «llevó a cabo reformas que influyeron en forma decisiva en las instituciones francesas y europeas…es una de las figuras más célebres de la historia». Beethoven compuso su tercera sinfonía pensando dedicársela, desistiendo cuando este se proclamó Emperador.

Según el biógrafo Ludwig, «en Italia abolió los derechos feudales, privó a la iglesia y monasterios del derecho de imponer ciertas prestaciones, y durante el tiempo que estuvo ahí, consiguió implantar algunas medidas legislativas tendientes a acercar el Estado social y jurídico de la Italia septentrional al que la burguesía había instaurado en Francia». Era todo un plan de reformas burguesas en una Italia que conservaba tantas reminiscencias feudales.

El l8 Brumario fue el 9 de Noviembre de 1799. Fue el golpe de Estado con el que llegó al poder. Le colmaban de calumnias al compararle con César y Cromwell. Fouché, antiguo jacobino regicida, el mayor enemigo de los Borbones realistas, fue su ministro de policía.

Luego de la paz de Amiens, Napoleón se convirtió en «cónsul vitalicio», con lo que Francia se transformó en una monarquía absoluta pero de carácter burgués, no feudal. Se promulgó una amnistía para la nobleza emigrada, permitiéndole retornar a Francia, devolviéndole la hacienda que no había sido vendida. Los jacobinos fueron perseguidos. En 1804 quedó concluido el código civil que fue un enorme avance en relación con los otros códigos existentes en Europa. Por eso tuvo influencia mundial.

En 1804 Fouché develó un complot aristocrático, y el duque de Enghien, miembro de la casa de Borbón, fue decapitado.

Su coronación como emperador tuvo lugar el 2 de Diciembre de 1804 en la iglesia de Nuestra Señora de París. Pío VII era el conde de Chiaramonte.

En Varsovia, por 1806 o 1807, conoció casualmente a la condesa María Walewska: joven, rubia, de mirada suave, graciosa, serena, distinguida. Ella solicitó a uno de los edecanes ser presentada a Napoleón. Fue uno de sus grandes amores. Ella le dio un hijo: el conde Walewsky. La condesa polaca se casó luego con un pariente de Napoleón, el conde Philippe Antoine d´Ormano. El hijo de Napoleón con la condesa polaca recibió en herencia de su padre la vieja casa familiar, que le produjo una renta a su madre. Fue nombrado embajador en Londres por su primo hermano Napoleón III. Con la actriz Elizabeth Félix tuvo un hijo, en 1844, del que desciende la actual línea de los condes Walewski. Llegó a ser Presidente de la Asamblea Nacional de Francia.

Con el Zar Alejandro se encontró por primera vez el 25 de Junio de 1807 en el río Niemem, cuyas aguas sirvieron para separar a las tropas de ambos imperios. El Emperador de Francia llegó a Moscú. El 29 de Noviembre de 1807 el ejército francés, al mando de Junot, entró en Lisboa. La familia real de los Braganza había huido dos días antes rumbo al Brasil.

El joven Federico Staps lo intentó asesinar con un cuchillo, y murió fusilado gritando «Muera el Tirano».

Cuando el Zar le dio largas al asunto de concederle la mano de la princesa Ana, habló con Meternich, embajador austriaco en París y consiguió la mano nada menos que de María Luisa, sobrina nieta de la reina María Antonieta. La boda se celebró el 11 de Marzo de 1810 en el palacio de los Habsburgos en Vierna. Ella le fue infiel con un general austriaco, Neipperg, con el que después se casó. Sin embargo, el hijo que tuvo con Napoleón, fue refrendado en sus títulos por la Asamblea Nacional. Vivió siempre en Viena, consentido por su abuelo el Emperador Francisco I que le nombró duque de Reichstadt, y heredó el ducado de Parma de su madre, que luego fue recuperado por los Borbones. Era muy cercano a su prima Sofia de Baviera y algunos suponen que fue el padre del Emperador Francisco I, de México. Murió tuberculoso, de 21 años. Hitler llevó sus restos a Francia, aunque su corazón continúa en Viena.

A sus soldados el Emperador les recomendaba que se casen con alemanas, porque «son buenas, dulces, inocentes y frescas como una rosa».

En España, entre 1759 y 1788, reinó Carlos III. La época de su reinado significó para España el inicio de determinadas reformas. Su sucesor, Carlos IV, se encontró sometido totalmente a las influencias de su mujer, María Luisa de Parma. Carlos IV, la reina y Godoy (que era su amante) fueron detenidos en Aranjuez por el pueblo enfurecido que lo obligó a abdicar a favor de Fernando VII. 6 días después Murat entró en Madrid, el 23 de Marzo de 1808. Napoleón lo hizo el 4 de Diciembre de ese año.

En Agosto de 1813 Meternich anuncia la guerra de Austria con Francia, a la que se une Suecia con Bernardote, príncipe heredero del reino escandinavo. La batalla «de las naciones», en la llanura de Leipzig, significó el principio del fin del gran imperio. Ahí perecieron más de cien mil soldados. En París, Talleyrand sostenía relaciones muy activas con los aliados para preparar el regreso de los Borbones a Francia. Los aliados le obligaron a Napoleón el 6 de Abril de 1814 a firmar una abdicación sin condiciones a los tronos de Francia e Italia.

La ambición de Napoleón no era la NACIÓN ESTADO expandida sino la renovación del imperio de Carlomagno o de César. Fue vencido por su desmesurada ambición y por el nacionalismo de los pueblos europeos. Su visión fue la de una Europa unitaria.

En Elba, isla de 233 kilómetros cuadrados, y situada a 50 kilómetros de Córcega, recibió las visitas de su madre, de la condesa polaca y se enteró de la muerte de Josefina. Los borbones retornaron al trono de Francia con Lus XVIII, conde de Provenza y hermano del rey guillotinado, Luis XVI. Impusieron la bandera blanca en lugar de la tricolor de la Revolución.

Encargó al escritor liberal Benjamín Constant la redacción de la Constitución que marcó un progreso sobre el derecho constitucional inglés y sirvió de ejemplo para los legisladores de su siglo.

Waterlo queda cerca de Bruselas. Abdicó a favor de su hijo Harsburgo, el Rey de Roma, luego de haber gobernado cien días. Lo acompañaron a Santa Elena el Mariscal Bertrán, el general conde de Montholon, el general Gourgaud, el conde de las Cases y sus esposas. Al conde le dictó su «Memorial de Santa Elena», donde nos recuerda sus campañas. Muchas décadas después, el cadáver de Napoleón estaba intacto, de lo que se deduce que fue envenenado con arsénico por sus carceleros ingleses. Le ponían ese veneno en dosis leves en los barriles de vino. El examen del cabello puso fuera de duda de que murió envenenado de este modo.

Cabe anotar que Napoleón III -que reinó desde 1852 a 1870- era hijo del hermano menor de Napoleón, Luis, Rey de Holanda, y de Hortensia de Beauharnais, hija de Josefina. Según algunas crónicas su padre habría sido el propio Napoleón I, pero recientes pruebas genéticas demostraron que Napoleón I y su hermano Luis solo eran medio hermanos maternos. Una hipótesis es que el hermano menor del Emperador, Luis, no habría sido hijo de Carlos Bonaparte. Sus genes no coinciden con los de Napoleón III. El otro hermano de Napoleón, Jerónimo, le había dicho a Napoleón III: «Usted no tiene nada de Napoleón». La investigación científica realizada muestra que los cromosomas de los Bonaparte pertenecen al haplogrupo «corso-sardo» mientras que los de Napoleón III son del tipo «caucásico», lo que hace imposible su vinculación sanguínea. ¿Tuvo un adúltero amorío secreto la señora Remolino? El ganó las elecciones para la presidencia de Francia basándose en la leyenda de su antecesor, luego se declaró dictador y fundó el Segundo Imperio. Fue quien animó a Maximiliano a que acepte ser Emperador, en México. Escribió algunos folletos, entre ellos uno titulado «Las Ideas napoleónicas».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s