Qué es el postmodernismo?

EL POSTMODERNISMO

SUS CALENTURIENTAS FALACIAS

En los últimos años se ha venido desarrollando un enfoque teórico que ha tenido bastante influencia dentro de los círculos académicos burgueses y dentro de las luchas políticas de los denominados “nuevos movimientos sociales”. El interés por esta teoría surge del hecho de que, como buenos marxistas que somos, concebimos que no se puede desvincular la teoría de la práctica. Parafraseando lo que en algún momento dijo Lenin “No existe práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria.” Pero nuestro interés no solo surge por una pretensión meramente intelectual, sino que dicho enfoque teórico ha tenido, y sigue teniendo, mucha influencia dentro de la práctica política de muchos movimientos sociales y su funcionalidad no ha sido más que desorientar política e ideológicamente al proletariado, quitándole las armas teóricas que posee para poder organizarse y destruir al sistema que lo oprime. Ante esta breve explicación vamos a esbozar las principales características de la teoría postmoderna, la influencia que actualmente posee dentro de las luchas políticas y por último vamos a criticarla para tratar de reivindicar el pensamiento verdaderamente revolucionario.

El postmodernismo nace aproximadamente en la década de los 70. Después del fracaso de las revueltas estudiantiles del 68’, muchos marxistas se desencantaron por la teoría revolucionaria y empezaron a formular conjeturas que se encontraban bastante cerca de los postulados irracionalistas de Nietzsche y de Heidegger. Algunos de estos farsantes, pertenecieron al extinto grupo Socialismo o Barbarie, como el caso de Lyotard. Cabe precisar que lo que se conoce como “postmodernismo” no es una teoría homogénea y coherente, pero los adalides de este enfoque no parecen preocuparse por las inconsistencias internan que postulan, sino que más bien parecen celebrarlas (Como dijo en alguna ocasión uno de los precursores del postmodernismo Michel Foucaul: “No me preguntéis quién soy ni me pidáis que sea siempre el mismo”),

Los rasgos comunes de estas pseudos-teorías son los siguientes:

1) 1.– Niegan la existencia del conocimiento científico. Para ellos la ciencia no es nada más que uno de los tantos “discursos” que andan merodeando por ahí. No es nada más que “saber-poder”, en el caso de Foucault, o un “texto”, en el caso de los derrideanos. Como el conocimiento no puede ser jerarquizado, ya que todo se desintegra dentro del discurso o de los textos, es una ilusión de la modernidad la preeminencia de la ciencia frente a los demás tipos conocimiento. Es decir, es tan válida la ley de la gravedad como las historias delirantes de un fanático religioso. Como es de presuponer, esto niega al marxismo, porque como sabemos una de las pretensiones de Marx y de Engels fue construir una Ciencia que permitiese explicar el mecanismo de explotación de la clase obrera, para que esta pudiese enfrentar y conllevar una lucha política que destruyese las relaciones de producción que los somete y explota.

2) 2.- Caracterizan a lo que ellos denominan “modernidad” (y dentro de este concepto difuso y poco preciso meten también al marxismo) como la época de los “metarrelatos”. Es decir, como teorías que tratan de explicar la totalidad de la realidad. En cambio, para ellos la realidad está compuesta por microrelatos, no por grandes historias donde se evoca a la revolución o a la lucha de clases, sino por historias particulares y fragmentarias como aquellas que reivindican la integración de la mujer dentro del aparato productivo. Al negar la existencia de la totalidad, desconfían de toda lucha política global y por tanto de la lucha global contra el capitalismo. El capitalismo no es más que otro relato más de la modernidad, es decir es un cuento, al igual que el de la caperucita roja. El absurdo de esta postura es evidentemente notorio, ya que pretenden reducir la realidad material a un mero “texto”, “historia” o “discurso”. Esta postura dematerializa la vida misma y como tal, se preocupa más por los “discursos” que por la explotación que es generada por el proceso de producción dentro del modo de producción capitalista. Ya no existen personas, ni clases sociales, ni relaciones sociales de producción, ¡ni si quiera trabajo!, lo único que hay son discursos gaseosos que van constituyendo la realidad social y a los diferentes sujetos que actúan en ella.

3) 3.- Celebran la fragmentación de las luchas políticas. Es decir, convierten el defecto en virtud. Para ellos la realidad es pluralista y por lo tanto, las luchas políticas también deben de serlo. Esto de aquí ha traído consecuencias sumamente perniciosas para la lucha revolucionaria, ya que fragmentan al proletariado en grupos muy heterogéneos, cuya composición no tiene nada que ver con la posición de clase que ocupan dentro del proceso de producción, sino con características irrelevantes para la lucha como “el color de piel”, “el sexo”, “la orientación sexual”. Es decir, que ahora ya no existe la lucha entre el proletariado y la burguesía, sino que existen “negros excluidos”, “mujeres maltratadas”, “homosexuales rechazados”, etc. Y como sabemos en estos grupos pueden estar incluidos tanto los negros proletarios como los negros burgueses, como si la burguesía estuviera solo compuesta por hombres blancos! (aunque esto no quiere decir que negamos un hecho evidente que es que la burguesía está compuesta mayoritariamente por personas pertenecientes a la raza blanca, producto del proceso de colonización que países como el nuestro vivieron)

Todos estos postulados teóricos antes mencionado, tienen muchas consecuencias dentro de las luchas políticas que actualmente se vienen desarrollando. Es claro notar como los “nuevos movimientos sociales” integrados por los grupos GLTB, feministas, ecologistas y alguno que otro grupo indígena, son deudores de la teoría postmoderna. Es raro escuchar hoy en día algún movimiento político, de estos que tan en boga están, que ose criticar las relaciones de producción del sistema capitalista. Casi todos estos movimientos celebran el localismo y particularismo, pelean por reivindicaciones grupales y no de clase, le ruegan al Estado que los explote de una mejor manera. Tal es el caso de las feministas, por ejemplo, que le ruegan y le piden caridad al Estado afirmando que ellas también tienen derecho a ser explotadas. Por otro lado, cabe manifestar que en pleno auge de las teorías postmodernas, se desarrolló dentro del mundo una de las formas de explotación más salvajes que ha existido dentro de la historia del capitalismo: el neoliberalismo. Esto de aquí no es una coincidencia o un hecho casual, sino que el postmodernismo sirvió como legitimador de la restructuración del sistema mundial en los años 70, cuando los países centrales entraron en recesión producto de la crisis del petróleo. Esta teoría permitió apaciguar al proletariado, debido a que desorientó su lucha histórica.

Nosotros, como organización proletaria, reivindicamos al marxismo y lo defendemos de todas sus desviaciones socialdemocratizantes. Frente al pensamiento fragmentario, proponemos un pensamiento que permita comprender el funcionamiento de la totalidad y de todas sus contradicciones, frente al pensamiento de la diversidad y el pluralismo metódico, proponemos el método dialéctico que permite entender la lógica y las leyes de la contradicción y frente al pensamiento idealista que anda buscando explicaciones en entelequias ideales como el “discurso”, nosotros proponemos el pensamiento materialista que permite comprender el funcionamiento real y material del capitalismo. Por eso rechazamos fehacientemente toda ideología que pregonando la bandera del “radicalismo” lo único que hacen es desencaminar la lucha anticapitalista.

FRENTE ANTICAPITALISTA KARL MARX.

AMBATO: 22 JUNIO 2012. Qué es el postmodernismo?POSTMODERNISMO Y SU INFLUENCIA EN LA COTIDIANIDAD.

El debate sobre el postmodernismo, considerado por sus sostenedores como una “corriente de pensamiento” a tono con los “nuevos tiempos”, con la globalización, surgido en los años setenta, se desarrolla en la década de los ochenta, en el marco de condiciones históricaas que determinaron la debacle de la URSS y la caída del Muro de Berlín.

CÓMO SE RESUMEN ESAS CONDICIONES HISTÓRICAS?

.- Un insostenible debilitamiento de la economía y el poder político y militar de la entonces Unión Soviética, situación que le hizo merecedora del calificativo del “coloso con pies de barro”.

.- Una recuperación coyuntural de la economía de USA sobre la base del incremento de la producción y del saqueo de los países dependientes. Esta bonanza sirvió para “demostrar” la supuesta superioridad del capitalismo en contraste con el caos y pobreza desatados en países de Europa del Este.

3.-La propagación de las suspuestas “bondades del neoliberalismo”, doctrina sustentada por Friedman, Hayek, entre otros, y aplicada por siniestros personajes como Reagan, Tacher, Kohl, Miterand, etc.