SARTRE LLEGÓ A MACONDO.

Artículo tomado de El Comercio, de Quito: del 5 IX 2014
El autor es Rubén Loza Aguerrebere.

un artículo que hay que leer, tovariches.
sobre todo en estos tiempos en que el existencialismo, inadvertidamente, ha penetrado -sutil, secreta, inadvertidamente- en el tercer mundo, y por supuesto, en Macondo.
Cuando vivía Sartre acá aún se respiraba un aire no tan contaminado y se bailaba cumbia en los tropicales países bananeros. Cómo ser existencialistas entonces, por acá, si los boleros de Lucho Gatica, los Panchos, Olga Guillot, Antonio Prieto y Toña la negra (para no referirme a que esa fue la época de las baladas de Enrique Guzmán que nos aprendimos de memoria) embelesaban a la generación transeunte que no sabía realmente nada de la dureza y crueldad del mundo, cosa en la que los europeos ya eran duchos. Hitler se encargó amorosamente de entrenarlos.
Imposible acá el existencialismo entonces, a no ser como teoría francesa remota y exótica.
Pero con el avance del tiempo, la explosión demográfica, la aceleración del desarrollo de una serie de contradicciones del sistema, el crecimiento de los sectores marginales semiproletarios, la desaparición de la familia tradicional, la deshumanización que nos atosiga. el endurecimiento solitario y abracadabrante del arte de ganarse la vida,  y otras tribulaciones antes desconocidas que fueron llegando, como la soledad, la tristeza, el estrés,  el pesimismo frente a una sociedad que no se endereza sino que empeora y pierde vertiginosamente aspectos pseudo cualitativos antañones, el existencialismo, subrepticiamente, se fue metiendo en las almas, sin que nos demos cuenta.
Es que a nivel existencial como que vivimos en la Francia inmediata a la posguerra, pero en condiciones subjetivas peores, pues allá por lo menos estaban conscientes del fenómeno que dilucidaban, y, por supuesto, estaba Sartre. Acá no tenemos a nadie a quien arrimarnos. Muertos Manuel Agustín Aguirre y Agustín Cueva, ni siquiera hay nadie que piense por nosotros. Nadie que nos represente en la escena del mundo. Sin referentes, creo que estamos peor que los franceses de entonces. Confundidos, desesperanzados, sin doctrina (como nuestro gigantesco semi- o subproletariado), pensando en un futuro que tiene la pinta de un hoyo negro. Asi veo yo el avance de esta ola. Carlos Lasso Cueva.

http://www.elcomercio.com.ec/opinion/jean-paul-sartre-paris.html

Anuncios

Un comentario en “SARTRE LLEGÓ A MACONDO.

  1. Verdad, el referente de la filosofía económica política identificada con el proletariado que significó Manuel Agustín Aguirre en el paìs, desde las aulas universitarias, como decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Central, y como Rector ha quedado en la memoria de sus obras: ” Dos sistemas de dos Mundos”, Socialismo Científico y otras que se han convertido en fuentes documentales clásicas de consulta en las bibliotecas…. , cuyos contenidos evidencian la distancia entre el socialismo científico, revolucionario y el socialismo del siglo XXI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s