EL GRUPO ANTORCHA Y MI ABUELO JUAN MANUEL LASSO ASCÁSUBI

“El coronel Juan Manuel Lasso, uno de los miembros más importantes, fue postulado el año 36 para reemplazar a Jorge Carrera Andrade. Pero él se negó y empezó a luchar por mi candidatura…Entonces fui por primera vez secretario general del Partido Socialista”.
Figura extraña este coronel, no? Gran terrateniente, aristócrata, ¿cómo así era socialista?
Porque él fué educado en Francia”.REVISTA DINERS CLUB nº 108, PAG. 59. Mayo 91.
Entrevista de Pablo Cuvi a Luis Maldonado Estrada.

“En 1924, con el patrocinio económico del coronel Juan Manuel Lasso se organiza en Quito el grupo Antorcha, que edita un periódico del mismo nombre en una imprenta donada por su mecenas…”.
“..y que el coronel Juan Manuel Lasso, proveniente de una de las familias más tradicionales de Quito y propietario de un cuantioso patrimonio territorial, es el mecenas de los primeros marxistas, uno de los principales divulgadores de sus ideas y activo participante en el congreso de fundación del PSE”.OSWALDO HURTADO. EL PODER POLÍTICO EN EL ECUADOR.
“En 1925 tuvo lugar la Revolución Juliana. Los sectores jóvenes de nuestras Fuerzas Armadas, cansados de la corrupción sistemática del régimen plutocrático, impactados por los sucesos de Noviembre, dieron un golpe de Estado que sirvió para que se tome una serie de medidas progresistas en el campo legal. El golpe estuvo impulsado por jóvenes intelectuales que formaban parte del socialismo naciente, y por políticos de profunda inquietud social, que saliendo de los partidos tradicionales, estaban dispuestos a encontrar un nuevo camino para la patria, como el Coronel Juan Manuel Lasso”.JAIME DURAN BARBA: MOVIMIENTO OBRERO ECUATORIANO. EN EL LIBRO DEL SESQUICENTENARIO.
“ES ASI COMO, EN 1924, CON EL AUSPICIO DEL CORONEL JUAN MANUEL LASSO, SE FUNDA EN QUITO EL GRUPO SOCIALISTA “ANTORCHA”, QUE INICIA LA PUBLICACION DE UN PERIÓDICO DE IGUAL NOMBRE. AL MISMO TIEMPO, NACE EN LA CAPITAL EL “GRUPO DE ACCION Y PROPAGANDA LENIN”, BAJO EL ESTIMULO DEL EMBAJADOR MEXICANO RAMOS PEDRUEZAS. EN LOS MESES SIGUIENTES, SE ORGANIZAN NÚCLEOS SOCIALISTAS EN LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAÍS”.JORGE NUÑEZ. REVISTA NUEVA Nº 68. VIII 1980.
ARTÍCULO: EL PARTIDO SOCIALISTA.

“PARA ENTONCES SURGE EL SOCIALISMO, EN NO PEQUEÑA PARTE POR ACCIÓN E INFLUJO DE LA SUGESTIVA FIGURA DEL CORONEL JUAN MANUEL LASSO, ARISTÓCRATA CON IDEAS SOCIALES AVANZADAS”.JORGE SALVADOR LARA: “LAS IDEAS EN EL ECUADOR DEL SIGLO xx”. EN “HISTORIA DEL ECUADOR”, DE SALVAT.

AL FIN, LUEGO DE UNA VIBRANTE DEFENSA DE RICARDO PAREDES DE LOS PROPÓSITOS DEL SOCIALISMO Y ACOGIENDO UNA PROPUESTA CONCILIADORA DE LASSO ASCÁSUBI, SE HACE CONSTAR EN LA DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DEL PSE: “ LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN, DISTRIBUCIÓN Y CAMBIO, DEBIDAMENTE CONTROLADOS POR EL ESTADO SOCIALISTA EN INTERÉS DE LA COMUNIDAD”.PATRICIO YCAZA. HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO ECUATORIANO. ED. LA TIERRA. PAG. 119.
“ (Juan Manuel Lasso Ascásubi)En 1923 patrocinó la publicación del periódico HUMANIDAD y al año siguiente auspició la organización del grupo socialista Antorcha. Fue el candidato popular a la presidencia de la República en las elecciones realizadas el 30 de Enero de 1924…Estuvo entre los fundadores del Partido Socialista y el 16-23 de Mayo de 1926 participó en la Asamblea Constitutiva del Partido Socialista Ecuatoriano realizada en Quito. Después colaboró política y económicamente con el Partido Comunista del Ecuador”.CESAR ALARCÓN COSTTA: DICCIONARIO BIOGRÁFICO ECUATORIANO

“Y EN 1926 NACERÍA EL PARTIDO SOCIALISTA. NADA EXTRAÑO ENTONCES QUE LA PLUTOCRACIA ESCOGIERA PARA LA PRESIDENCIA AL LIBERAL GONZALO CORDOVA, MAS AFÍN CON LA NUEVA DIRECCION DEL LIBERALISMO. SUS CONTRINCANTES, EL CONSERVADOR JACINTO JIJÓN Y CAAMAÑO Y EL HACENDADO SOCIALIZANTE CORONEL JUAN MANUEL LASSO, QUE GOZABA DE GRAN POPULARIDAD, TERCIARON EN LA LID SIN PROBABILIDAD NINGUNA DE TRIUNFAR, PUES LAS ELECCIONES FUERON FRAUDULENTAS COMO LO HABÍAN SIDO EN TODO EL PERIODO DE LOS GOBIERNOS LIBERALES…EL PRESIDENTE DEL CONGRESO, ALFREDO GUERRERO MARTINEZ, QUIEN ASPIRABA A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA EN EL PRÓXIMO PERIODO, GOBERNÓ ENTRE FEBRERO Y JUNIO DE 1925, MIENTRAS CORDOVA ESTABA AUSENTE. ..DESTERRÓ A JIJÓN Y CAAMAÑO Y AL CORONEL LASSO…”SIMON ESPINOSA. PRESIDENTES DEL ECUADOR. VISTAZO.
Tradición del socialismo es otra
Diario HOY 13 IX 1987.
“Los gestores del socialismo, como tendencia y Partido en el Ecuador, fueron los explotados de la ciudad y el campo y no los militares como sostiene Enrique Ayala Mora, tergiversando la verdad histórica para justificar la alianza del PSE con un militar que vehementemente ha defendido la doctrina imperialista de la seguridad nacional y rechazó el acuerdo programático de la izquierda unida” dijo Patricio Ycaza, vocero del MIR Poder Popular.
Aclaró que “el coronel Juan Manuel Lasso no asistió como militar a la asamblea inaugural del PSE en 1926, sino como dirigente político que condenó la acción de las tropas del ejército que el 15 de Noviembre de 1922 masacraron al pueblo de Guayaquil”.
EN LA GUERRA DE LOS CUATRO DÍAS…
“Anoto que formando en el batallón Carchi –dice el general Angel Isaac Chiriboga- actuaron con su tradicional valor el coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi, el comandante Daniel Regalado, el mayor E. Pazmiño, el doctor Gregorio Cordero y otros más. Con el Montúfar, el Chimborazo y el Yaguachi combatieron, igualmente, el comandante Baquero, el mayor Pareja y más voluntarios y ofIciales de otras reparticiones, como los capitanes Aragundi y Barrezueta, que se distinguieron en la toma del puente del Machángara…”
…”En Quito fueron capturados el comandante Samuel Izquierdo, el mayor Guillermo Burbano y el coronel Juan Manuel Lasso. Se ordenó la inmediata captura del comandante Ildefonso Mendoza en Guayaquil. Pero el león no fue tan fiero como lo pintaba el señor Paz, ni tuvo la artillería Bolívar que ir a medir sus armas con las valientes huestes del caudillo orense, porque, con dinamita y todo, fue batido por 15 miembros de la Policía Rural, terminando asi la revolución”.ODIO Y SANGRE. JULIO C TRONCOSO.
JUAN MANUEL LASSO ASCÁSUBI: FUNDADOR DEL SOCIALISMO
TOMADO DEL PERIÓDICO OPCION S. n° 33. XII 2012
(Editor: Dr. Victor Granda).
En este Diciembre, por doble razón, la figura y trayectoria del Coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi se nos vuelve más cercana en la memoria, pues se recuerdan 138 años de su nacimiento y 63 de su muerte, en el contexto de un tránsito vital que estuvo al servicio del pensamiento de cambio de nuestra sociedad.
La procedencia económico-social de Lasso no le fue impedimento para que asumiera una postura de adhesión a los procesos históricos que se venían desarrollando en el país. En efecto, inicialmente formó parte de las filas del pensamiento liberal radical a propósito de sus convicciones anticonservadoras, que se expresaron en muchos pasajes de su vida.
La masacre de Guayaquil del 15 de Noviembre de 1922, en el gobierno del liberal José Luis Tamayo, fue el ascendente fundamental e inmediato para que Lasso asumiera una postura contraria a lo que había sido el civilismo liberal, tanto asi que favoreció, con los apoyos de toda naturaleza, la aparición del periódico “Humanidad”, dirigido por Jorge Carrera Andrade, y en cuyas páginas Ricardo Paredes, el médico que desplegara todas las energías para la fundación del socialismo, escribió con pasión sobre diversos temas y particularmente sobre la necesidad de saldar cuentas con los asesinos del 15 de Noviembre. Por el carácter demoledor de los artículos publicados el 15 de Noviembre de 1923 “Humanidad” fue clausurado el 16 de Noviembre de ese mismo año.
Con oportunidad del proceso electoral que se había convocado para sustituir a Tamayo, el Coronel Juan Manuel Lasso participó como candidato Presidencial recogiendo el sentimiento popular de sustitución al modelo político fraudulento que había impulsado el sector arribista enquistado en las filas liberales y que en ese momento representaba toda claudicación a las ideas transformadoras de los primeros años de la revolución liberal. Sin embargo, Lasso no fue electo Presidente en las elecciones de 1924, cuyo triunfo fue adjudicado a Gonzalo Córdova.
La lucha opositora contra Córdova tuvo diversos matices y expresiones. Una de ellas constituyó la organización del grupo “Antorcha”, al que se pertenecieron Ricardo Paredes, Leonardo Muñoz, Augusto Arias, Hugo Alemán, entre otros, y que fuera fundado el 16 de Septiembre de 1924. El 15 de Noviembre del mismo año “Antorcha” puso en circulación un periódico con igual nombre a su agrupación. El Coronel Lasso fue quien financió este proyecto editorial que, entre otras cosas, contribuyó a generar la opinión pública favorable para la fundación de un Partido Socialista.
A pocas horas de la Revolución Juliana (hecho acontecido el 9 de Julio de 1925), esto es el 13 de Julio, el grupo “Antorcha” se definió como un núcleo socialista dispuesto en influir sobre la mentada revolución juliana y con la perspectiva de trabajar en la convocatoria de una Asamblea Constitutiva del Partido Socialista, que logró reunirse después de un proceso previo de preparación orgánica y política, gracias a cuya circunstancia se fundó el Partido Socialista en Mayo de 1926. Algunas de las labores preliminares del encuentro socialista fueron financiadas por Lasso, quien participó además en la asamblea constitutiva del Socialismo como delegado por la provincia de Pichincha.
La figura del Coronel Lasso forma parte de la historia del socialismo. Su pensamiento confluyó en la construcción de una alternativa política y social convocada a sustituir desde entonces los modelos caducos y contrarios a la dignidad de nuestro pueblo”.

Germán Rodas Chávez, distinguido historiador, autor del libro “Partido Socialista: casa adentro”, en el que rescata la época de fundación del Partido Socialista y sus primeros veinte años de militancia, ha publicado en El Comercio este artículo (ver al final) donde aborda el tema de la vigencia y el trajinar del grupo socialista “ANTORCHA” y del periódico del mismo nombre, que fue financiado por mi abuelo el coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi.
En uno de sus malos ratos, el tan ilustre Manuel Agustín Aguirre -al que tuve el privilegio de conocer de cerca y cuya amistad cultivé y mantuve hasta su muerte (mi segundo libro apareció con un muy honroso comentario suyo)- en su libro MARX ANTE AMERICA LATINA soltó una frase desaprensiva sobre uno de los fundadores y militantes activos del PSE, expresando que hubo, en los instantes fundacionales del mismo, “un socialismo utópico o mejor feudal, como el del coronel Juan Manuel Lasso, que es un gran terrateniente”. Se estrenó asi, desafortunadamente, la tendencia a visualizar su figura resaltando su origen de clase  (pertenecía a la  nobleza feudal del país:  era descendiente -como está documentado por Cristóbal de Gangotena, Robles Chambers, Fernando Jurado Noboa y otros distinguidos genealogistas- del Gobernador del Guayaquil colonial Aguirre Irrisari y del Dr Francisco Aguirre Mendoza (vicepresidente de la República),  del presidente Manuel de Ascásubi y Matheu, de dos próceres de la independencia -Salinas y Ascásubi-, de los conquistadores Diego de Sandoval, Juan de Londoño y de Vargas de Guzmán, de los condes de Aguilar, de los condes de Selva Florida, de los marqueses de Casa Sola, de los marqueses de Maenza, de los condes de Puñonrostro “Grandes de España”, del duque de Gandía, del Papa Alejandro VI, del marqués de Santillana y del rey Fernando “el católico”.  En el google puede verse su genealogía hasta más de mil años atrás. Su padrino de bautizo fue su tío político el presidente Gabriel García Moreno) y no su militancia. El suyo fue un raro caso de ruptura ideológica con su medio.

En una nota necrológica que escribió el entonces secretario general del Partido Comunista del Ecuador, Dr. Ricardo Paredes, por el fallecimiento del coronel Lasso, dice: “Uno de los precursores del movimiento socialista en el Ecuador es indudablemente el Coronel Juan Manuel Lasso…El Coronel Lasso concurrió a la Asamblea (congreso) constitutiva del antiguo Partido Socialista Ecuatoriano, realizada en Quito en 1926 (16-24 de Mayo), Aristócrata y terrateniente feudal, militar incluso, en la memorable asamblea, que se realizara en el Cabildo quiteño, apareció sentado junto al dirigente revolucionario indígena Jesús Gualavasí, que lucía su poncho policromado. El jefe indio tenía aún en su poncho el polvo de la sublevación indígena para restituirse las tierras que un señor feudal les había arrebatado”. Paredes agrega: “No escatimó su apoyo pecuniario al partido. Muchas instituciones recibieron el apoyo generoso del Coronel. Tuvo poses de un gran lord excéntrico, burlándose muchas veces de las pretensiones de sus amigos ricos, ya presentándose en alguna reunión solemne en la “facha” más humilde, ya sirviéndose en algún banquete un rústico plato indígena. Fiel a su “locura” ideológica hasta sus últimos días, en contraste con muchos oportunistas de su partido que se han pasado cinicamente a las filas de la  reacción: Lasso, como el símbolo del socialismo utópico, sucumbió para dar paso al socialismo científico marxista. Por su gran corazón y por su obra de precursor, los socialistas marxistas le rendimos nuestro homenaje póstumo”.

El  rompió vínculos con su clase radicalmente. Su hacienda LA CIENEGA sirvió para brindar seguro refugio a muchos camaradas perseguidos por la pesquisa de entonces, y de sede de no pocas reuniones de la dirigencia  del Partido Socialista. Ahi estuvo oculto Luis Felipe Borja del Alcázar luego del ataque armado al Palacio de Carondelet el 28 de Mayo de 1943, como lo consigna su hijo, el Presidente Rodrigo Borja en su libro RECOVECOS DE LA HISTORIA. Uno de sus amigos más allegados había sido el novelista Enrique Terán, autor de EL COJO NAVARRETE. Enrique Ayala me contó hace años que posee fotos de ellos. Mi distinguido primo doble, el Ing. Diego Bonifaz Andrade, tres veces alcalde de Cayambe, en un recorrido por la hacienda Guachalá, me contó que el sitio donde ahora él ha organizado un museo, fue antes la capilla de la hacienda.  Me dijo, en ese lugar: “Esta era la capilla de la hacienda, que tu abuelo profanó para convertirla en salón de baile”. No me lo dijo como reproche pues él también es ateo. Ese fue el nivel de ruptura ideológica de Lasso Ascásubi, en ese tiempo.
Lasso Ascásubi fue nombrado delegado al congreso partidario de 1946, cuando el secretario general era Manuel Agustín Aguirre, y con Alfredo Pérez Guerrero fue nombrado para formar parte de una comisión especial. Mi abuelo falleció en 1949.
En el N° 50-51.52 de la revista anual OPCION S, de Mayo Julio del 2014, hay un estudio histórico sobre el grupo ANTORCHA, escrito por el mismo historiador Germán Rodas Chávez, titulado EL GRUPO Y EL PERIODICO ANTORCHA EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN PROYECTO POLÍTICO ALTERNATIVO”, en el que se profundiza esa época y se rescatan aspectos de la muy comprometida y generosa militancia del coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi, abordando el punto de la derrota de su candidatura presidencial -por el fraude liberal-, en 1924. Rodas señala que cuando se crea el grupo citado “contó para el efecto con el apoyo que para algunas de sus actividades les ofreciera el coronel Juan Manuel Lasso, con quien algunos de estos jóvenes mantuvieron una lucha conjunta a propósito de su candidatura presidencial en 1923 y cuando con este mismo motivo, el propio coronel Lasso fundó y organizó el periódico HUMANIDAD -dirigido por Jorge Carrera Andrade- desde cuyas páginas no solo se hizo campaña electoral en favor de Lasso, sino que se demandó sanción para los causantes de la masacre del 15 de Noviembre de 1922…desde entonces la cercanía política entre lasso y algunos de los redactores de HUMANIDAD fue creciente. Y lo fue mucho más a la hora de concebir la idea de un grupo que confrontara al presidente Córdova electo en medio del fraude”. Puntualiza la relación del Dr. Ricardo Paredes en aquellos días con el coronel Lasso, lo “que le permitió acceder a la información de que al interior del ejército había descontento frente al gobierno”. Acota Rodas Chávez que “ciertamente, los objetivos del periódico rebasaron las posibilidades de la publicación y la generosidad del coronel Juan Manuel Lasso”.
Posteriormente, en la “guerra de los cuatro días”, el coronel Juan Manuel Lasso se hizo presente comandando el batallón “Carchi”, para enfrentar el ascenso curuchupa al poder, pese a que el ganador de esas elecciones presidenciales, Neftalí Bonifaz Ascásubi, era su primo hermano. Lasso Ascásubi y Bonifaz Ascásubi eran hijos de las hermanas Josefina y Avelina Ascásubi y Salinas. Lasso puso los ideales políticos y su ideología por encima de los parentescos y de los intereses familiares.
La actuación de Juan Manuel Lasso como militante socialista solo concluyó con su muerte. En aquella época hasta había una célula socialista en Quito que llevaba su nombre, según menciona Germán Rodas en su valioso libro.
Es errada la información que exhibe Alejandro Moreano en su ensayo “Capitalismo y lucha de clases en la primera mitad del siglo XX”, en el libro ECUADOR: PASADO Y PRESENTE. Reproduce un boletín oficial del ministro de gobierno del año 1924 -interesado evidentemente en desprestigiar la figura opositora a la plutocracia que era Lasso en ese entonces, como se comprueba leyendo sus intervenciones como senador en 1917-. En ella se dice que era el Partido Conservador el que estaba taimadamente detrás de la candidatura presidencial de Lasso, cuando la figura política de Lasso para ese entonces estaba muy bien definida y el candidato de la derecha fue nada menos que el muy prestigioso historiador conservador, máxima figura de la extrema derecha en ese entonces,  Don Jacinto Jijón y Caamaño. El otro candidato fue Federico Intriago. La figura política de Lasso Ascásubi no era desconocida, ni era un debutante en política. Antaño, como lo resalta su biógafo Don Rogelio Burgos, había salvado, pistola en mano, la vida de Alfaro y sus generales cuando en Guayaquil, luego de matar e incinerar a Montero, la turba quiso proseguir asesinando al resto de prisioneros. En esos días ocultó a Carlos Concha para salvarlo en su cuartel general en Durán, durante los días de la guerra civil, y le hizo a Medardo Alfaro el ofrecimiento de facilitarle su fuga, cosa que él declinó. Posteriormente, como senador por la provincia del Carchi, abrió fuegos, desde su curul legislativa, contra la plutocracia bancaria. El sector que lo respaldó cuando fue electo Presidente del Municipio (alcalde) de Quito no fue el partido conservador, por supuesto.
La biografía de Juan Manuel Lasso Ascásubi aparece bien precisada en la segunda edición del DICCIONARIO BIOGRÁFICO ECUATORIANO, del Dr. César Alarcón Costa.
En el folleto EL SOCIALISMO ECUATORIANO EN LA HISTORIA, Enrique Ayala Mora dice: “Había también un sector de vertiente latifundista serrana que postulaba un socialismo de ribetes utópicos y marcado carácter agrario-artesanal. Esta corriente, a veces la más virulenta opositora del régimen liberal, estaba liderada por el coronel Juan Manuel Lasso”. Aqui, el notable historiador,  de manera acrítica, reproduce el punto de vista agrio de Manuel Agustín Aguirre. Este mismo punto de vista esgrimió en un artículo en el N° 14 de LA TIERRA del 10 VI de 1985.
Victor Granda, mi distinguido amigo, no se quedó atrás. En su libro MANUEL AGUSTIN AGUIRRE Y EL SOCIALISMO HOY, dice: “Aguirre, al referirse a la Asamblea Nacional que constituyó el Partido Socialista Ecuatoriano, en 1926, dice que a ella convergieron diversas corrientes ideológicas: el socialismo pequeño burgués que proviene del liberalismo radical, el anarquismo y el socialismo o “comunismo integral” que promovieron la huelga del 15 de Noviembre de 1922, y participaron en la revolución del 9 de Julio de 1925, y el socialismo utópico o “feudal” liderado por el terrateniente y coronel Juan Manuel Lasso”. Granda se olvida de mencionar el papel de Lasso como gran activista que conspiró desde Colombia (a donde tuvo que huir dado que se había dado la orden de matarlo y de donde volvió apenas triunfó la Revolución Juliana) para el advenimiento de la transformacion juliana. Repito: hubo una tendencia a ver su origen de clase y no su militancia.
La verdad es que EL TELEGRAFO, por esos días, según una recopilación que apareció  hace unos lustros y que la guardo en mi archivo, publicó un reporte cuyo título rezaba “CANDIDATO ARISTÓCRATA ES EL MÁS POPULAR”. Quito 1924.- Con el apoyo de las masas populares del interior del Ecuador, el coronel Juan Manuel Lasso ha lanzado su candidatura a la presidencia. Compiten con él el representante del Partido Conservador Jacinto Jijón y Caamaño, Gonzalo S Córdova por el Partido Liberal y Federico Intriago, que es apoyado por las masas populares de Guayaquil…figuran entre las principales medidas (de Lasso) la atención preferente a los problemas del proletariado, supresión de los privilegios bancarios y financieros,combate a toda forma de especulación financieta…El periódico “EL ECUATORIANO”, de Quito, de tendencia conservadora, ha comentado que “el coronel Lasso pertenece a una de las más distinguidas familias de Ecuador. Dueño de una gran fortuna, sin embargo ofrece una plataforma política comunista”.
Diario EL TELEGRAFO en 1924 sacaba una noticia informando del resultado de esas elecciones presidenciales: “Es el fraude más grande que se ha conocido en el país” declaró el coronel Juan Manuel Lasso, el candidato que aparecía con más posibilidades de triunfo según las encuestas realizadas”. “Ha sido vergonzoso lo que ocurrió” comentó un votante. En el distrito donde yo voté, nos corrieron a palos a quienes intentábamos votar por el coronel Lasso o por Jijón y Caamaño. Esta elección no tiene validez”. De ese modo se impuso la presidencia del liberal Córdova.
Es curioso, alguien que según entiendo no militó en el Partido Socialista sino en el MIR, el célebre y malogrado historiador Patricio Ycaza (autor de la HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO ECUATORIANO) acotó en el diario HOY del 13 de Septiembre de 1987: “El coronel Juan Manuel Lasso no asistió como militar a la Asamblea inaugural del PSE en 1926 sino como dirigente político que condenó la acción de las tropas del ejército que el 15 de Noviembre de 1922 masacraron al pueblo de Guayaquil”. En el citado libro, que es uno de nuestros clásicos del pensamiento social ecuatoriano, Ycaza menciona a Lasso: “A pesar de la ausencia de homogeneidad por el origen multiclasista del nuevo partido que se forma con la integración de sectores cultos de la pequeña burguesía -algunos provenientes del liberalismo-, grandes capas de artesanos, escazo número de obreros y campesinos, y algunos elementos vinculados a las viejas castas señoriales (como el caso del rico terrateniente Juan Manuel Lasso)”.

La verdad es que esos ilustres padres fundadores del Partido Socialista  no eran ricos. Ahi, como se ha reconocido, estuvo presente el apoyo financiero incansable del coronel Lasso, que debe haber sido vital en esos días para afirmar y consolidar a la nueva estructura política. Con motivo del fallecimiento de mi abuelo, hubo una lluvia de reconocimientos expresos, en este sentido, de los comites provinciales de los partidos socialista y comunista, asi como de sindicatos, asociaciones, cooperativas campesinas, escuelas fiscales, que reconocían los permanentes aportes y donaciones pecuniarios que Lasso hizo en vida. Elías Muñoz Vicuña contaba que la casa que tenía en Quito el Partido Comunista fue un regalo de Juan Manuel Lasso.

En el N° 33 del periódico OPCION S,  cuyo director es el dirigente socialista Victor Granda, correspondiente a la edición de Diciembre del 2012, apareció con su foto un homenaje al coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi. En él se dice: “La figura de Lasso forma parte de la historia del socialismo. Su pensamiento confluyó  en la construcción  de una alternativa política  y social  convocada a sustituir, desde entonces, los modelos caducos y contrarios a la dignidad de nuestro pueblo”.

Apreciados amigos y compañeros. Les comparto este artìculo publicado en El Comercio, el domingo 7 de de septiembre del 2014.

GR

TOMADO DE:
EL COMERCIO

HACE 90 AÑOS SE FUNDÓ EL PERIÓDICO ANTORCHA

El objetivo central de Antorcha fue el de inaugurar un nuevo espacio de reflexión y análisis de la realidad nacional

Germán Rodas Chaves* (o) Militante socialista, investigador e historiador.Miembro de la Academia Nacional de Historia. Catedrático de la Universidad A. Simón Bolívar.
07 Septiembre 2014

En 1923, a propósito de las elecciones que debían sustituir al presidente José Luis Tamayo, tres fuerzas políticas concurrieron a tal convocatoria. Los conservadores impulsaron la candidatura de Jacinto Jijón y Caamaño, los liberales la de Gonzalo Córdova y lo que podríamos denominar las corrientes progresistas y de izquierda participaron apoyando al coronel Juan Manuel Lasso.
Lasso, en el contexto electoral señalado, patrocinó la fundación del periódico Humanidad, que estuvo dirigido por Jorge Carrera Andrade. Entre sus articulistas apareció la figura del joven médico Ricardo Paredes. El periódico tuvo corta vida, pues el 16 de noviembre de 1923, es decir el mismo año de su fundación y con contados números de edición, fue clausurado debido a un artículo de Paredes que pedía sanción para los culpables de la masacre obrera que había ocurrido en noviembre de 1922.
La intolerancia del poder no solo silenció a quienes tenían derecho a pensar y a escribir, sino que de esta manera eliminó la opinión crítica de ­Humanidad, que cuestionaba la candidatura liberal de Gonzalo Córdova y los entretelones que desde entonces se urdían para favorecer, en las elecciones presidenciales y mediante el fraude electoral,a los interesados en perpetuar el modelo político y económico de la plutocracia liberal.
En efecto, el presidente Tamayo y su entorno proclamaron el triunfo de Córdova en dichas elecciones. Los conservadores intentaron una revuelta armada. Otros sectores comprendieron que para enfrentar al Régimen espurio debían optar por la confrontación de las ideas y la convocatoria al país para buscar nuevos derroteros en procura de su bienestar.

Córdova asumió la Presidencia el 1 de septiembre de 1924. De esto hace 90 años. Dos semanas después, el 16 de septiembre, se constituyó el Grupo Antorcha. Fueron sus fundadores Ángel Modesto Paredes Romero y su hermano Ricardo; César Carrera An­drade, Nelson Mogollón, Leonardo Muñoz, Gonzalo Pozo, Hugo Alemán Fierro, Delio Ortiz, Julio Peñaherrera y Augusto Arias.
El objetivo central de Antorcha fue el de inaugurar un nuevo espacio de reflexión y análisis de la realidad nacional, al calor del pensamiento de cambio y transformación que había emergido en el Ecuador y en la región, influenciados por los hechos históricos de aquel período: la I Guerra Mundial de 1914-1918, la Revolución Rusa de 1917 y el martirologio ocurrido en Guayaquil en 1922.
El Grupo Antorcha solía reunirse en la Librería Sucre, ubicada en pleno Centro de la ciudad de Quito, en la cual se podía adquirir una variedad de textos y de revistas que daban cuenta de los cambios ocurridos en el mundo y que analizaban tal realidad a partir del pensamiento crítico.
Algunas de esas revistas fueron enviadas desde Loja por Pedro Vicente Falconí, quien, a su vez, recibía este material procedente desde Lima. Falconí fue el mismo que años más tarde, junto con otros amigos de su ciudad natal, fundó el Grupo Vanguardia.

Entre las revistas peruanas que los integrantes de Antorcha pudieron leer estuvieron Razón, Claridad y Amauta, en cuyas páginas los artículos
de Raúl Haya de la Torre y de José Carlos Mariátegui se publicaban con alguna regularidad y cuyas reflexiones causaron inusitada influencia en sus lectores peruanos y ecuatorianos, a propósito de que los autores señalados abordaron sobre conflictos estructurales similares.
Con estos antecedentes, que pueden ser mirados como factores de influencia exógena, y debido al desgobierno en la conducción presidencial de Córdova, así como gracias a la constatación de una situación de crisis y de corruptelas en el país, las expectativas de Antorcha por favorecer la construcción de un país distinto fueron notorias; al punto que optaron por fundar un medio de comunicación impreso que diera cuenta de sus ideas.

De esta manera, el 31 de diciembre de 1924, apareció el primer número del Grupo Antorcha, cuya publicación llevó, también, el nombre de Antorcha. Nuevamente Juan Manuel Lasso se constituyó en uno de los auspiciantes para que el periódico pudiera ser editado.
En sus páginas la tarea de denuncia respecto del régimen fue evidente, pero también fue expresa la convocatoria para construir un modelo político más justo y solidario que diera cuenta del conjunto de la diversidad ecuatoriana y de sus históricas aspiraciones y objetivos fundamentales.

Las dificultades económicas habrían de incidir para que el periódico no tuviera regularidad en su publicación. Las contingencias provenientes de la persecución del régimen al Grupo Antorcha, adicio­nalmente, se constituyeron en otro factor para que su periódico dejara prontamente de ver la luz.

Algunos de los miembros de Antorcha escribirían luego en EL COMERCIO, como fue el caso de Augusto Arias. Otros, como Hugo Alemán y Jorge Carrera Andrade nos deslumbrarían con su poesía de variada naturaleza. Ricardo Paredes y Leonardo Muñoz -y también Carrera Andrade- fueron convocantes y fundadores del socialismo ecuatoriano. Todos los miembros de Antorcha, en suma, entregarían en lo posterior sus mejores esfuerzos para iluminar los caminos de la Patria”.

Anuncios

Un comentario en “EL GRUPO ANTORCHA Y MI ABUELO JUAN MANUEL LASSO ASCÁSUBI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s