METAMORFOSIS DE LA UNIVERSIDAD

Metamorfosis de la Universidad. Por Carlos Lasso Cueva.

leí el art. de Tina Zerega. la leía antes en El Telégrafo. pensamiento propio, original. se ve que hay una sacudida burocrática en las Universidades. fue bueno eliminar a las de “garaje”. aqui la educación tocó fondo. dice que hay miles de becados en el extranjero, tras post-grados. pero, con qué mentalidad vendrán? leo críticas al proyecto universitario del gobierno (de Ayala Mora, etc). no soy experto en el tema. cuál es la tendencia de todos estos planes y reformas? las U. cayeron en un total anonimato del pensamiento. Se impuso, evidentemente, la mediocridad y el facilismo. y por otro lado estaba el eficiente negocio. En el proceso las ciencias sociales se arrinconan. Vienen tiempos intensamente tecnológicos para ayudar al progreso productivo. antes se produjeron millones de abogados. eso cambia por completo. en el fondo, desde la lógica del sistema, esto era necesario. se vió de manera errónea a la U “para el pueblo”. La U. era la única posibilidad para salir del semiproletariado y arribar a la clase media, solo eso. Ahora se la catapulta en una dirección aqui inédita: progreso tecnológico, industrialización, vinculación con los planes de desarrollo de la burguesía industrial (a la que representa el gobierno). el tránsito es duro y debe ser doloroso para muchos. Adviene un nuevo concepto de U. en medio de todos los trámites y mediciones burocráticas que Tina Zerega enumera. aquí creo que está la principal transformación de la revolución ciudadana. desaparece esa U. tradicional de antes, antañona, populista, politizada tronchistamente. la que viene es moderna, actualizada, claro que deshumanizada, pero acorde a la estrategia mundial de la globalización. la anterior llegó a ser un peso muerto en nuestra historia. la nueva será un factor de peso en la acumulación capitalista.

http://gkillcity.com/articulos/el-mirador-politico/la-alegria-la-educacion

En sus inicios vinculada a la escolástica religiosa, con los tiempos de la Ilustración pasó a ser el Alma Mater del conocimiento científico, el centro invaluable de la reflexión filosófica. Fue un elemento vital en el desarrollo del capitalismo y la tecnología en siglos recientes. Pero como super-estructura social, era un reflejo del rumbo del Estado.
Este artículo habla de las Universidades del primer mundo, evidentemente. Ubicadas en un contexto en el que aún reciben una fuerte exigencia de calidad académica, pero vinculadas a las actuales necesidades del mercado,que rige la vida económica.
En el paisito la historia universitaria reciente no ha sido tan asi.
Hundidas en una crisis académica memorable, convertidas en entidades útiles para progresar en la vida y salir de la pobreza, tener un mejor empleo, se fueron convirtiendo en fábricas de títulos más o menos fáciles. Pocas facultades conservaron un determinado nivel de rigor. Pero el descenso intelectual fue concreto.
Con la abolición del examen de ingreso vino el acabose. La masificación impuso la mediocrización integral. La vieja Universidad se evaporó. Apareció una nebulosa estructura que conservaba el nombre, en la que se había institucionalizado el populismo académico. De centro productor de conocimientos, de entidad rectora del pensamiento, pasó a ser una especie de colegio grande, Degeneró. Perdió por completo la capacidad de hacer propuestas. La luz se apagó.
Ahora llegan tiempos menos románticos en los que el sentido es el de la cuantificación de la producción. El sistema necesita integrarse en la división del trabajo internacional, regida por la ley de las multinacionales, y la Universidad debe adaptarse. El humanismo antañoso ya no sirve ni como retórica en la era de la globalización. Incapaz de reformularse cualitativamente por su propia cuenta -cero pensamiento- debe ser conducida como mamotreto a sus nuevas funciones concretas. La preocupación social desaparece. Es una entidad del sistema que se convirtió en cueva y guarida de izaquierdosos que poco o nada aportaron, pero que la convirtieron en su modus vivendi.
Ahora llega el tiempo prosaico que pone fin a viejos lirismos. Debe aterrizar y ser solamente una herramienta útil a las leyes del mercado.
Moreano escribió un buen ensayo en los años 70, titulado UNIVERSIDAD Y DESARROLLO, La Universidad vista como iglesia del sistema, reproductura de los cuadros que el sistema necesita para su reproducción y desarrollo. Esto, que estuvo medio disimulado siempre, ahora va a perder sus eufemismos.

http://elpais.com/elpais/2014/03/25/opinion/1395742979_031566.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s