DON AGUSTIN FEBRES CORDERO RIBADENEYRA

Le conocí, le traté. muy amable conmigo. serio, elegante, metódico. Hombre sin poses, con un gran sentido del humor. “Caballero clásico y moderno” (como le definió un amigo ambateño). Hijo de Delia Ribadeneyra Aguirre, que fue hija de Eugenia Aguirre Klinger, que fue hija de Juan Pío Aguirre Montúfar, que fue hijo del general Vicente Aguirre Mendoza, casado con Rosa Montúfar Larrea, hija del marqués de Selva Alegre. El General Aguirre, edecán de Sucre, a quien representó en la boda por poder con la marquesa de Solanda, envió a sus indios a que guíen a Sucre, de noche, trepando el Pichincha, para la batalla del 24 de Mayo. Su casa quedaba en el portal de Salinas, esquina norte: todos los que vivieron en esa cuadra fueron mis parientes: la casa contigua era la del Coronel Juan de Salinas y Zenitagoya, y la siguiente de los Ascásubi. Carmen Salinas de la Vega, hija del prócer, se casó con el Coronel Manuel de Ascásubi y Matheu, primer presidente quiteño: son mis tatarabuelos. El General Aguirre fue hermano de padre y madre del Dr. Francisco Aguirre Mendoza, vicepresidente de la República, mi choz abuelo.
 
Ambos fueron nietos de don Juan Francisco Aguirre Irrisari (casado con doña Petronila Iriarte),  Caballero de la Orden de Santiago, que fue gobernador del Guayaquil colonial, de 1772 a 1779: en su libro “LOS GOBERNADORES DEL GUAYAQUIL COLONIAL DEL SIGLO XVIII” el Dr. Abel Romeo Castillo, mi ilustre amigo que me obsequió autografiadas todas sus obras, le dedica un largo estudio, puntualizando sus méritos, virtudes y servicios a la comunidad.
 
Esta es la historia de la familia Aguirre, de Quito; valga la ocasión para rememorarla…
 
El Dr. Francisco Aguirre Mendoza fue abuelo de Don José María Lasso de la Vega y Aguirre,  Cónsul de España en Quito, yerno del presidente Manuel de Ascásubi, suegro del presidente Plaza Gutiérrez, y consuegro del presidente Eloy Alfaro; don José María  fue a su vez el padre de mi abuelo, el coronel Juan Manuel Lasso Ascásubi, alcalde de Quito, senador, fundador del Partido Socialista y abuelo del Presidente Galo Plaza Lasso.
 
Muy joven, en la época colonial, según el Diccionario del Ecuador de Efrén Avilés Pino (quien me obsequió esta obra que tiene cuatro tomos), Francisco Aguirre Mendoza (nacido en 1779 y fallecido en 1867), fue Regidor Perpetuo, Alcalde y Coronel de Milicias del Cabildo de Quito. Fue Encargado del Poder desde el 20 de Junio hasta el 1 de Noviembre de  1840 y  diputado a la Asamblea de 1843. Según el Diccionario Biográfico Ecuatoriano, del Dr. César Alarcón Costta, fue diputado también a la Convención Nacional de 1835 y candidato a la presidencia del Ecuador en ese año.
 
El Dr. Jorge Salvador Lara -mi ilustre primo, ganador del Premio Nacional de Cultura “Eugenio Espejo”, director de la Academia Nacional de Historia, Presidente de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, tres veces diputado, embajador en El Vaticano, columnista de El Comercio durante cuatro décadas, en dos ocasiones Canciller de la República, Cronista Vitalicio de Quito, con quien la vida me permitió cultivar una estrecha y muy afectuosa amistad, para mi muy honrosa- fue bisnieto de doña Isabel Lasso de la Vega y Aguirre, nieta del Dr. Francisco Aguirre Mendoza: cosa curiosa, como “en la política no hay parentescos”, él y León Febres Cordero Ribadeneyra mantuvieron toda la vida  una relación polémica y  hasta le dedicó un vitriólico artículo en El Comercio del 14  VIII 2000 titulado “Genio y Figura”.
 
El General Vicente Aguirre Mendoza, a quien Bolívar nombró Comandante General de la Provincia de Quito, fue senador, y ministro de gobierno en la administración del presidente Diego Noboa. Falleció, según Efrén Avilés Pino en 1858.  Perteneció al ejército realista pero los sucesos del 10 de Agosto lo identificaron con la causa de la independencia. Su retrato y biografía aparecen en el Diccionario del Ecuador de Efrén Avilés Pino. También en el Diccionario Biográfico del citado Dr. César Alarcón (quien tuvo la gentileza de venir a mi casa a obsequiarme un ejemplar autografiado de esta monumental obra, en cuyo prólogo tiene la bondad de citarme. En ella aparecen también mi biografía, la de mi madre, doña Laura Cueva Espinosa -autora de un ensayo ecologista titulado “Acerca de nuestra propia agenda”, aparecido primero en “La Prensa”, de Loja, y luego en la revista “La Verdad”, de Guayaquil-  y  la de mis dos abuelos: Lasso Ascásubi y Cueva Celi).
 
Es bisabuelo de la filántropa quiteña María Augusta  Urrutia Barba  de Escudero , hija de María Barba Aguirre: ella donó al Municipio de Quito la mitad de la hacienda Rumipamba, y ahi se levantó el parque La Carolina; Rodolfo Pérez Pimentel redactó una biografía crítica sobre ella (en el tomo 22, en el que también aparece la biografía de mi madre, en cinco páginas), comentando que permitió a la Compañía de Jesús el control absoluto de los bienes de la Fundación “Mariana de Jesús” creada por ella, y enumera la lista de haciendas que heredó de sus padres y esposo, las mismas que “fue traspasando a la Fundación en su totalidad. Sus familiares pobres vieron con espanto como escapaba de sus manos la fortuna”. Pérez Pimentel afirma que el jesuita  español Eduardo Vásquez Dodero “discretamente obtuvo el privilegio de utilizar uno de los confesionarios de la Iglesia de La Compañía y con sumo tacto y decoro comenzó a guiar las conciencias de las damas más pudientes de la alta sociedad quiteña, entre ellas a Doña María Barba Aguirre, quien le recomendó de inmediato a su hija”. El padre  Vásquez, según Pérez, era “admirador incondicional de la dictadura falangista que perseguía el control total del Estado”. Pérez Pimentel cuenta que en 1945 “suscribió la fundadora un convenio con la Compañía de Jesús, concediendo al Padre Provincial la presidencia de la institución y la autoridad para elegir y nombrar a los miembros del directorio, es decir, el manejo absoluto de la Fundación, transformada en eje de acción de los jesuitas en Quito”.  Cuenta este biógrafo que María Augusta Urrutia donó a la Municipalidad de Quito, en 1942, “el uso de las fuentes de agua de las haciendas La Granja y Rumipamba para subsanar la falta de aguas en Quito”. En la casa que heredó de su tía Inés Barba Aguirre en la Plaza Grande empezó a funcionar una “amplísima biblioteca fundada por el padre Vásquez, con  los antiguos fondos bibliográficos del centro de estudios Católicos”. “En 1950 entregó el terreno para la construcción del filosofado San Gregorio de la Compañía de Jesús”. Para Pérez Pimentel, la “Fundación Mariana de Jesús en Quito es comparable en poder con la Junta de Beneficencia de Guayaquil, solo que ésta jamás ha tenido el carácter doctrinal que Vásquez Dodero le imprimió a dicha institución en Quito”.
 
El General Vicente Aguirre es  tatarabuelo de Carlos y Juan Montúfar Barba, y  choz abuelo del escritor Javier Vásconez.
 
La hermana de los Aguirre Mendoza , doña María Aguirre Mendoza, casada con Tomás León y Carcelén, fue la abuela de Javier León Chiriboga, ministro de gobierno de García Moreno y Encargado del Poder (falleció loco y de él se habla en el libro SEIS DE AGOSTO, de Roberto Andrade, que está en el Google. Dizque corría por las azoteas gritando que se le aparecía el demonio).
Carlos Aguirre Montúfar, ministro de hacienda de García Moreno, hijo del general Vicente Aguirre, estuvo casado con la famosa Virginia Klinger Serrano, de la que habla extensamente Benjamín Carrión en “El santo del patíbulo”, por haber sido amante de Gabriel García Moreno. En un artículo en la revista Diners  N° 147  Fernando Jurado Noboa documentó que ambos fueron padres de una criatura: Rosa García Klinger, “que se crió con las monjas de la Caridad  en el Buen Pastor”. Además, como dicen Carrión y Jurado Noboa, tuvo un amorío con el colombiano Arcesio Escobar, funcionario de la embajada de su país en Quito. Virginia Klinger fue hija del coronel Adolfo Klinger, que hizo fortuna en poco tiempo en este país y compró la hacienda Guachalá. Jurado afirma que falsificaba monedas. Lo mataron en Cayambe en un motín anti-floreano. Era judío alsaciano. Jaime Nebot Velasco me contó una broma que solía hacerle a su amigo don Agustín Febres Cordero, acerca del amorío de  su tía Virginia Klinger con Napoleón III, cuando su marido Carlos Aguirre estuvo en Francia como representante diplomático del Ecuador.
 
Don Agustín venía de los Febres Cordero Lavayen, descendientes de figuras que participaron en el 9 de Octubre junto con los militares venezolanos y peruanos que rubricaron la independencia de Guayaquil.
Los Febres Cordero del Ecuador descienden de Esteban y de Joaquín Febres Cordero y Oberto, primos hermanos dobles del capitán León de Febres Cordero y Oberto, principal gestor de la independencia de Guayaquil, quien con Isabel Morlás fue a radicar definitivamente en Venezuela, donde fue una importante figura política, de larga vigencia.
Por su padre, Agustín Febres Cordero Tyler, era descendiente (bisnieto) de John Tyler, décimo presidente de los Estados Unidos.
Don Agustín fue Presidente del Guayaquil Tenis Club, Presidente de la Cámara de Diputados y ministro de defensa. Actuó por décadas como inspector de la maternidad “Sotomayor” de Guayaquil.
De Joaquín Febres Cordero desciende el Hermano Miguel Febres Cordero, cuya celda estuvo a mi cargo cuando fui alumno de la escuela de El Cebollar. Con dos compañeros la limpiábamos cada jueves, y yo tenía la llave de la misma, para mostrársela a los turistas.
La poetisa y mecenas cultural Rosa Borja Febres Cordero de Icaza desciende de Esteban Febres Cordero y Oberto. Ella fue hija del poeta César Borja Lavayen.
Mi condolencia a sus deudos, especialmente a Alexandra Febres Cordero Cueva, quien hace años me obsequió la biografía del prócer León de Febres Cordero y Oberto, escrita por don Camilo Destruge.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s